Lorca, en busca de la posición perdida

Los candidatos Pedro Sosa (IU), Rosario Segura (Somos Región), Diego José Mateos (PSOE), Francisco Morales (Cs), Fulgencio Gil (PP), Antonio Meca (CiudaLor), Francisco Campos (Podemos) y Carmen Menduiña (Vox) posan delante de la torre del Espolón, en el castillo de Lorca, uno de los principales símbolos de la ciudad / JAIME INSA / AGM
Los candidatos Pedro Sosa (IU), Rosario Segura (Somos Región), Diego José Mateos (PSOE), Francisco Morales (Cs), Fulgencio Gil (PP), Antonio Meca (CiudaLor), Francisco Campos (Podemos) y Carmen Menduiña (Vox) posan delante de la torre del Espolón, en el castillo de Lorca, uno de los principales símbolos de la ciudad / JAIME INSA / AGM

El municipio afronta el reto de rentabilizar la reconstrucción tras los terremotos de 2011, que se da por concluida La cultura, el comercio y el casco histórico protagonizan los programas electorales

INMA RUIZ

lorca. La reedificación de las viviendas y la regeneración de los barrios dañados por los terremotos de mayo de 2011 se han llevado por delante dos legislaturas en las que todo lo demás quedó en segundo plano. Ahora, esa fase se da por concluida y toca rentabilizar los 1.200 millones de euros invertidos en la reconstrucción para conseguir levantar una ciudad que quedó muy tocada tras la tragedia. Los monumentos de Lorca están mejor que nunca, totalmente restaurados, listos para recibir a miles de visitantes que conozcan el rico patrimonio pero, paradójicamente, el turismo no termina de despegar y sigue siendo muy estacional, profundamente vinculado a la Semana Santa. Con 397 plazas hoteleras, ninguna en el centro, Lorca aún no se puede considerar una ciudad turística.

El casco histórico, donde se sitúan buena parte de los monumentos, está sumido en un profundo deterioro del que no ha conseguido rescatarlo la Concejalía de Potenciación del Casco Histórico y Monumental creada al efecto. La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comarca (Ceclor) ha encendido todas las luces rojas y ha conseguido que el Gobierno regional se implique en un ambicioso plan a largo plazo para la regeneración y repoblación de la zona.

La iniciativa privada se fija precisamente en la ciudad vieja para abrir nuevos establecimientos hoteleros, de los denominados 'hoteles boutique', pero el alto coste y las trabas urbanísticas están frenando el arranque de los proyectos. El nuevo plan urbanístico del casco histórico (Peprich) flexibilizará la normativa pero lleva años de tramitación y aún no ha visto la luz.

La remodelación de importantes arterias invitan al paseo pero falta dinamización

El turismo no termina de despegar pese a que los monumentos están mejor que nunca

Importantes arterias como la avenida Juan Carlos I y la Alameda de Cervantes han sido totalmente renovadas e invitan al paseo, pero el pequeño comercio demanda actividades de dinamización para potenciar las ventas y poder competir con el centro comercial de la pedanía de Campillo.

Sacar el tráfico del centro de la ciudad ha quedado pendiente al no haberse ejecutado tres de los cuatro tramos de la Ronda Central, tampoco el vial de los barrio altos ni el el soterramiento del incómodo nudo de San Antonio.

La oferta cultural y de ocio no termina de enganchar a los lorquinos, que centran en ese déficit parte de sus quejas sobre la ciudad, y los vecinos de las pedanías, sobre todo en la zona norte, piden auxilio para que se les tenga en cuenta y para que se pongan en marcha medidas que frenen la acuciante despoblación de las zonas rurales, porque también existe una 'Lorca vaciada'.

Proyectos estrella

Por primera vez en ocho años hay proyectos estrella en las propagandas electorales. En el programa del PP figura 'La joya del sureste', los altavoces de los vehículos electorales que recorren el municipio no se cansan de anunciarlo. Se trata de un programa de ocio y cultura con 16 propuestas novedosas con las que el candidato Fulgencio Gil persigue iniciar «una revolución en la ciudad», según detalla su propaganda electoral.

Gil también propone construir 10 kilómetros de carriles verdes aprovechando cauces secos, inspirado en el modelo valenciano.

Que Lorca «vuelva a brillar» es el mensaje del PSOE en esta campaña. Diego José Mateos ha utilizado el sol, icono de la ciudad, para articular el programa SOL (Soluciones para Lorca), con el que «devolver al municipio al lugar que se merece» en el triángulo económico que sustenta la Región, junto con Murcia y Cartagena.

Algo parecido persigue Cs, cuyo partido apuesta por «reinventar Lorca para potenciar sus recursos», según el candidato, Francisco Morales, en la misma línea que Podemos-Equo, mientras que Somos Región habla de incentivar el turismo con la construcción de un puerto deportivo en Calnegre. Vox prioriza la seguridad, especialmente en el ámbito rural, y aboga por solucionar el riesgo de inundaciones que amenza a vecinos de Torrecilla y Campillo afectados por las riadas de 2012. La «lucha contra la corrupción en las instituciones» es la propuesta de CiudaLor, mientras IU propone soluciones sociales para «la Lorca que mereces», su lema electoral.

Ocho candidatos en liza para gobernar el Ayuntamiento

A los comicios del 26-M concurren ocho partidos, de los que cuatro ya tienen representación municipal: el PP, que gobierna con mayoría absoluta (13 de los 25 concejales), liderado por Fulgencio Gil; el PSOE, con ocho ediles, representado por Diego José Mateos; IU-Verdes con tres y Pedro Sosa a la cabeza; y Ciudadanos con un concejal, actualmente Antonio Meca, que tras ser rechazado por el partido naranja para estos comicios, ahora encabezará la lista del partido independiente CiudaLor. Francisco Morales es el cabeza de lista de Cs. Aspiran también a gobernar Lorca Carmen Menduiña por Vox y se estrenan en las elecciones locales la coalición Podemos-Equo, liderada por Francisco Campos, y Somos Región con Rosario Segura.