El PP explora hoy un pacto para apuntalar a Ballesta en la capital

Teodoro García, durante la reunión de ayer con Vox en el Congreso. / rodrigo jiménez / efe
Teodoro García, durante la reunión de ayer con Vox en el Congreso. / rodrigo jiménez / efe

El primer acuerdo alcanzado con Vox permite a los populares conservar la alcaldía de Puerto Lumbreras

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Las negociaciones a dos bandas que está llevando a cabo Ciudadanos con Partido Popular y PSOE en busca de un acuerdo para gobernar la Región inclinarán también la balanza en una docena de ayuntamientos en los que la formación naranja tiene la llave, entre ellos los de Murcia y Lorca.

El comité de pactos de Cs tiene previsto abordar el tema de los municipios en la reunión que mantendrá esta mañana con el PP, con el fin de ir clarificando el panorama de cara al sábado 15 de junio, día en el que se constituyen las corporaciones que salieron de las urnas el pasado 26 de mayo.

Este encuentro de hoy, que tendrá lugar a las 10 horas, se centrará en el municipio de Murcia. El PP ganó las elecciones con once concejales y Ballesta saldría reelegido siempre que PSOE, Ciudadanos y Podemos no unan sus fuerzas. Eso quieren evitar los negociadores populares. Fuentes del entorno del alcalde recuerdan que hace cuatro años ofreció a Ciudadanos y al resto de grupos participar en la gestión, pero estos lo rechazaron. Esta vez volverá a hacer lo mismo, apuntan dichas fuentes, que matizan que José Ballesta no tendría inconveniente en gobernar de nuevo en minoría buscando apoyos en el Pleno para aprobar sus proyectos.

El alcalde de Murcia, al que le basta con que Ciudadanos no se alíe con PSOE y Podemos, recuerda que en 2015 ofreció a todos los grupos entrar en el gobierno y ahora hará lo mismo

A la espera se encuentra José Antonio Serrano, candidato del PSOE, que está dispuesto a explorar las posibilidades de cambio, aunque admite que aún no se ha reunido con Mario Gómez (Cs) y Ginés Ruiz (Podemos), más allá de algún contacto telefónico con ellos.

El mapa municipal

Por ahora, el Partido Popular tiene asegurado el gobierno en ocho ayuntamientos, los siete en los que logró mayoría absoluta (Alcantarilla, Archena, Ojós, San Javier, San Pedro del Pinatar, Ulea y Yecla) y Puerto Lumbreras, que entra dentro del acuerdo alcanzado ayer con Vox para aliarse en los municipios en los que ambas formaciones suman mayoría sin necesidad de contar con Ciudadanos.

Con la ayuda de Cs, los populares podrían controlar consistorios en los que el PSOE fue la lista más votada, como Aledo, Albudeite, Caravaca, Cehegín y Pliego. Al igual que en Murcia, en Lorca al PP le basta para mantener la alcaldía con que su socio preferente no se alíe con los socialistas e IU, ya que Fulgencio Gil fue el más votado. En esta situación está también Fortuna. El tripartito entre PP, Cs y Vox posibilitaría el cambio en Las Torres de Cotillas y Ceutí, donde el PSOE ganó los comicios.

Los socialistas, por su parte, lograron la mayoría absoluta en Águilas, Los Alcázares, Alhama, Beniel, Bullas, Calasparra, Campos del Río, Jumilla, Lorquí, Mula, La Unión y Villanueva. Conservarán sin problemas Cieza, Molina, Moratalla, Santomera y Librilla, donde la derecha no suma, y reconquistarán Blanca, que el PP da por perdida porque no quiere reeditar la extraña alianza que estableció con la marca local de Podemos. De cómo transcurran las conversaciones con Ciudadanos dependerá que el PSOE rentabilice sus victorias en minoría en Albudeite, Aledo, Caravaca, Cehegín, Ceutí, Fuente Álamo, Pliego, Ricote y Las Torres de Cotillas, así como que pueda asaltar las alcaldías de Murcia y Lorca. En Abanilla, Abarán y Alguazas están en manos de distintos partidos locales.

Los socialistas tienen en sus manos la decisión de dar la alcaldía de Totana a IU y de apoyar a formaciones independientes en Torre Pacheco y en Mazarrón.