«Empleo, libertad, progreso y futuro»

López Miras y García Egea, junto a los 45 candidatos del PP a los ayuntamientos de la Región presentados en Murcia./Nacho García / AGM
López Miras y García Egea, junto a los 45 candidatos del PP a los ayuntamientos de la Región presentados en Murcia. / Nacho García / AGM

El PP presenta las candidaturas municipales en un mitin cargado de propuestas y optimismo. «No vamos a pactar con nadie más que con los murcianos», prometió Teodoro García Egea, que pidió «defender la Región de populistas de izquierdas y derechas»

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

Con grupos murcianos como Funambulista y Second, y alguna incorporación allende nuestras fronteras del gusto 'indie' del presidente del PP regional, Fernando López Miras, comenzó a calentarse el ambiente en la tarde de este sábado el pabellón Cagigal, en Murcia. También con el himno del Partido Popular, con el que hizo su entrada en el recinto el propio López Miras acompañado del alcalde de Murcia, José Ballesta, y del secretario general del partido a nivel nacional y diputado electo por Murcia al Congreso, Teodoro García Egea, arropados por cerca de 1.500 personas. Aunque el temazo de la jornada, al menos el que hizo las delicias del propio López Miras, fue el que interpretó en directo la cantante Beatriz Mateo, titulada 'Hacia una gran región' y compuesta 'ad hoc' para la campaña del PP murciano. «Rincones y lugares, todos populares, desde Murcia lo mejor, hacia una gran Región».

Fue el colofón a las breves intervenciones de los 45 candidatos populares a las alcaldías de la Región, que fueron desfilando por el escenario con un breve mensaje con el que presentar las propuestas del PP para los municipios. En algunos casos, y fruto de los nervios, olvidadas y rescatadas gracias a un papel. Todas ellas recogidas en un proyecto basado en el «empleo, la libertad, el progreso y el futuro», aseguró López Miras. Las mayores ovaciones las levantaron las candidatas de Archena, Patricia Fernández, la de Cartagena, Noelia Arroyo, y Cati Herrero, que desplazó hasta el pabellón una de las delegaciones más numerosas. Con permiso de Fulgencio Gil, cabeza de lista en Lorca y, por supuesto, de José Ballesta, que se llevó la salva de aplausos más nutrida.

Fue el propio Ballesta, como candidato a la reelección en la alcaldía de la capital, el encargado de abrir el fuego de los discursos con más peso. «Ser alcalde o alcaldesa pertenece a ese género de cosas que permanecen. Un impagable privilegio», definió. Por lo que pidió «menos derrotismo y melancolía y más entereza» a la hora de superar «los obstáculos y dificultades» de esta campaña.

«Solo al PP»

Después llegó el turno de García Egea, que pidió unidad de voto: «Solo hay que votar al PP; el '1+1+1' que pedían algunos ha dado como resultado a Pedro Sánchez en la Moncloa y a Iceta en el Senado. Y eso no lo podemos permitir». Dijo además el número dos del PP que «nunca hemos tenido que definirnos. Si algo nos define es que no somos de izquierdas, lo confieso. Nos definen lo murcianos, porque siempre han decidido que somos los mejores gestionando esta región. Y el 26 de mayo solo hay dos opciones. O Fernando López Miras o Diego Conesa. O Javier Ballesta o sus rivales, que nadie sabe cómo se llaman», dijo. «Nos preguntan con quién vamos a pactar después de las elecciones», añadió. «¡Vamos a pactar con los murcianos, con los cartageneros, con los jumillanos, con la gente de Molina de Segura! ¡¡¡Con nadie más!!!», alzó la voz. Se dirigió a López Miras: «Tienes que ir a los debates». Y aseguró que «hay que votar en masa al PP para frenar el socialismo. Necesitamos defender la Región de los populistas de izquierdas y derechas».

El que no podía alzar la voz mucho, aunque quería, era un López Miras al que la campaña empieza a hacer estragos en las cuerdas vocales. Aun así, derrochó toda la energía que pudo salvando los escalones del escenario de un salto y capeando un «¡guapooo!» procedente de la grada. Reconoció acto seguido que son las «elecciones más difíciles de la democracia», pero también aseguró que «Dios le encarga las batallas más difíciles a los mejores guerreros, y vosotros sois los mejores guerreros para defender a la Región», piropeó a los candidatos. «Nadie tiene un proyecto, como el nuestro, con las ideas tan claras para seguir avanzando».

López Miras expuso algunas medidas del programa del PP, como las ayudas de hasta 6.000 euros a las empresas para «transformar el empleo precario en indefinido». Y ofreció «libertad en todos los ámbitos de la vida del millón y medio murcianas y murcianos». Incidió en compromisos como la gratuidad de las escuelas infantiles «para todas las familias», los libros de texto y los autobuses interurbanos para jóvenes, mayores y parados. También se comprometió a que el AVE llegue soterrado a «Murcia, Cartagena y Lorca», y se puso serio cuando llegó la hora de hablar de agua... y de votos: «Me voy a dejar la vida para que nadie toque el Trasvase Tajo-Segura. ¡Nadie! Necesitamos un gobierno fuerte y sólido para hacer frente al gobierno socialista. Y por eso vuelvo a pedir la ayuda del millón y medio de murcianos para ganar el día 26 y defender la Región. ¡A ganar, a ganar y a votar al Partido Popular!», rimó.