Los emigrantes quieren a Conesa

La presidenta de la Mesa, Concepción Roig, ayer, durante el recuento de votos de los emigrantes murcianos. / nacho garcía / agm
La presidenta de la Mesa, Concepción Roig, ayer, durante el recuento de votos de los emigrantes murcianos. / nacho garcía / agm

El PSOE es la fuerza más votada por los murcianos que viven en el extranjero. Los socialistas doblan a Podemos, el segundo partido más apoyado, y sacan aún más distancia al PP tras el recuento de los sufragios del exterior

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

No hubo sorpresas, pero sí nervios hasta el último momento. El PSOE fue el partido más votado por los murcianos que viven en el extranjero, seguido de Unidas Podemos y, en tercer lugar, del PP. El partido de Diego Conesa consiguió 417 votos. Podemos logró 202; el PP, 183; Cs, 142; y Vox, 129. La Junta Electoral Provincial contabilizó 23 votos nulos y tres en blanco. En cuanto a las europeas, los socialistas obtuvieron 317 votos, frente a los 170 que lograron los populares. La formación Unidas Podemos se quedó por detrás del PSOE, con 228.

En las elecciones del pasado 26 de mayo, los socialistas sacaron una ventaja al PP de 488 votos. Ahora esa diferencia se ve ampliada con los votos de los murcianos que residen en el extranjero (CERA).

LOS DATOS

1.249
son los votos para las autonómicas emitidos desde el extranjero (2379 sumando las europeas).
417
son los votos del CERA que logró el PSOE en las autonómicas, sacando una clara ventaja al PP (183).

La jornada comenzó a las ocho de la mañana. La presidenta de la Mesa, Concepción Roig, y la secretaria, Concha Grau, llevaron la voz cantante. «Primero vamos a contabilizar los votos de las europeas, y después, los de las autonómicas», comentaron a los vocales. El recuento comenzó y, pasadas las doce del mediodía, Roig anunció las cifras de las europeas y dijo que el partido más votado había sido el PSOE. En ese momento, algunos socialistas allí presentes, como el diputado Alfonso Martínez Baños, mostraron su satisfacción. El PSOE consiguió 317 votos, seguido de Unidas podemos, con 228. El PP fue el tercer grupo más votado.

El momento más esperado estaba aún por llegar. Los populares confiaban en un milagro para adelantar a Conesa en número de votos en las autonómicas, algo que no ocurrió. Cuando las papeletas se colocaron por partidos encima de la mesa, el montón de papeletas del PSOE era claramente superior al de los demás grupos.«¿Esto no es la fiesta de la democracia? Hay que cantar», se le escapó a un vocal cuando vio los votos. Y un militante socialista comentó a otro: «Creo que hay más aún».

Los resultados salieron a la luz y los militantes del PSOE lo celebraron. «Esto es lo esperado. Los datos del CERA confirman la victoria de nuestro partido, porque nos situamos por encima del PP en unos 800 votos. Ahora le toca a Ciudadanos decidir qué gobierno quiere», apuntó el socialista Alfonso Martínez Baños. Los de Cs se mostraron «contentos» con los resultados, mientras que los populares no pudieron esconder el golpe. Y Fernando Méndez, de VOX, aseguró estar «contento» con este recuento. «Sabemos que el voto por correo, en su mayoría, casi siempre es para la izquierda. Así que no nos podemos quejar», puntualizó Méndez.

Cambiar la Región logró 58 votos, mientras que el partido animalista Pacma consiguió 43, quedando por delante de Somos Región, que solo obtuvo 24. A la postre, y como se esperaba, no hubo movimiento de escaños en la Asamblea Regional con los votos de los murcianos en el extranjero. Sin embargo, PP y Vox anunciaron que iban a pedir una revisión de algunas mesas electorales en las que no consiguieron ningún voto en las autonómicas.

El expedáneo de El Raal estuvo en una mesa electoral

El exmilitante popular Ramón Andrés Abellán, que fue expulsado del PP por la supuesta compra de votos en El Raal, estuvo en dos ocasiones en un colegio electoral durante la jornada de las elecciones del pasado domingo. Así lo adelantó ayer la Cadena Ser, emisora que aseguró que el exdirigente visitó el centro Nuestra señora de los Dolores de la pedanía murciana. Según informó el citado medio, Abellán estuvo allí porque «había sido designado como suplente del presidente de la mesa». Cuando vio que el presidente había acudido, se marchó, pero reconoce que volvió de nuevo.