Conesa: «Actuaremos para cambiar los escandalosos índices de pobreza»

Diego Conesa, en su visita a La Huertecica./PSRM
Diego Conesa, en su visita a La Huertecica. / PSRM

El candidato a la presidencia de la Comunidad se compromete a crear un coordinador que se ocupe de canalizar las políticas públicas dirigidas a luchar contra la pobreza

LA VERDADMurcia

Diego Conesa mostró este martes su compromiso para trabajar contra la pobreza y la exclusión social: «Hay un gran drama y un gran problema en la Región de Murcia que es la desigualdad y tenemos que cambiar una realidad que el Partido Popular ha querido tapar durante todos estos años». Durante una visita a La Huertecica, Diego Conesa anunció que suscribirá el Pacto contra la Pobreza que convoca RAIS, cuya firma será el próximo día 16 de mayo. «Nuestra Región alcanza unos niveles de pobreza dramáticos, ya que una de cada tres personas carecen de los recursos básicos y está en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social», destacó Conesa.

Una situación que afecta a personas mayores de 45 años desempleadas de larga duración, jóvenes, mujeres, personas mayores y un importante número de familias con todos sus miembros en paro. «Ofrecer soluciones y la posibilidad de que estas personas vivan en condiciones dignas será mi primera línea de actuación y ahí es donde tenemos que tejer esa gran red para conseguir la Región que nos merecemos», aseguró el candidato a la presidencia de la Comunidad.

Diego Conesa señaló «que es preciso actuar con urgencia, de manera coordinada y con un marco normativo, que debería haberse puesto en marcha hace mucho tiempo y que si soy presidente pondré en marcha en los dos primeros años de gobierno». «Activaremos recursos sociales, educativos, sanitarios y de vivienda, con el fin de ofrecer una solución definitiva cambiando el rumbo político, y propiciando un crecimiento económico inclusivo, que genere empleos de calidad, estables y bien remunerados», explicó, porque considera que «solo de este modo podremos restablecer la igualdad y promover la justicia y la convivencia».

En concreto, para combatir la lucha contra la pobreza y la exclusión social, Diego Conesa designará un alto cargo que estará adscrito a la presidencia del Gobierno regional, y se ocupará de coordinar un Plan Integral transversal entre consejerías, con instrumentos de planificación de las políticas públicas dirigidas a luchar contra la pobreza, en colaboración con las administraciones locales y con el Tercer Sector.

Otras medidas que pondrá en marcha Diego Conesa será un Ingreso Vital Mínimo, consistente en un sistema público de garantía de ingresos que, gradualmente y en colaboración con el Gobierno de España, ponga énfasis en las unidades familiares con menores y familias monoparentales que carecen de ingresos suficientes para afrontar las necesidades básicas inherentes a la dignidad humana.

Se adoptarán diversas medidas urgentes contra la pobreza infantil y de ayuda a las familias que garanticen el acceso a los recursos básicos de educación, sanidad o vivienda. Entre ellas, una prestación económica como derecho subjetivo por hijo menor de edad, gratuidad de la educación de 0 a 3 años, apoyo socioeducativo con becas, ayudas a las familias y protección del derecho a la vivienda.

Se modificarán los criterios para la percepción de la Renta Básica de Inserción, incrementándose progresivamente el número de perceptores para alcanzar el 6,7 de media española, respecto al 3,7 actual de la Region; y con carácter complementario, se pondrá en marcha un verdadero Plan de Inserción Laboral para que las personas puedan adquirir autonomía económica.

Asimismo, se llevarán a cabo pactos locales contra la pobreza. Las administraciones regional y local colaborarán para conocer las condiciones de pobreza y exclusión social de todos los municipios, acordando acciones conjuntas de empleo y garantizando la atención personalizada de Servicios Sociales de Proximidad. La vivienda también será una prioridad para el gobierno socialista de Diego Conesa y afirmó que pondrá en marcha un Plan de vivienda de alquiler social y ayudas a la pobreza habitacional.

En colaboración con las administraciones locales se aumentará en 1.000 viviendas el parque de público destinado al alquiler social, y se pondrá a disposición de personas y familias que hayan sido objeto de desahucio o se encuentren en riesgo de exclusión social. Se facilitarán viviendas públicas para ocupación transitoria en supuestos de emergencia para acabar con el sinhogarismo. Igualmente, para avanzar en la lucha contra la pobreza habitacional se firmarán convenios entre las administraciones con las operadoras de servicios públicos esenciales como electricidad, gas y agua.

Diego Conesa subrayó «que recortar en políticas sociales es recortar en personas y en igualdad de oportunidades; a veces, los recortes matan y hay que trabajar de otra manera para poner a las personas en el centro de la política». Por ello, aseguró que apoyará a las entidades del Tercer Sector de Acción Social para garantizar la estabilidad de sus programas y actuaciones. «Su labor es fundamental y la reforzaremos con medidas que aporten la adecuada atención en los ámbitos sanitario, laboral, educativo, vivienda o política social», concluyó.