Primeras ofertas de pactos

Fernando López Miras (PP) muestra la oferta de pacto que presentó a Ciudadanos. / nacho garcía
Fernando López Miras (PP) muestra la oferta de pacto que presentó a Ciudadanos. / nacho garcía

Miras propone a Ciudadanos un acuerdo de gobierno y lo firma en público, pero su candidata lo rechaza

DAVID GÓMEZ MURCIA.

Los candidatos con más posibilidades de gobernar la Comunidad tras los comicios del 26-M apenas hablaron ayer de agua e infraestructuras, los asuntos recurrentes en cada proceso electoral que se celebra en la Región. El novedoso formato del debate organizado por 'La Verdad', en el que no hubo bloques cerrados, permitió que salieran a la palestra otros problemas tanto o más importantes para la ciudadanía, sobre los que los políticos suelen pasar de puntillas en las campañas.

Las listas de espera en Sanidad, la compatibilidad entre educación pública y concertada, la degradación del Mar Menor, la rentabilidad del aeropuerto de Corvera, la expansión de la UCAM, la regularización del mercado del alquiler, el modelo fiscal y la regeneración democrática fueron algunos de los temas sobre los que se pronunciaron Fernando López Miras (PP), Diego Conesa (PSOE), Óscar Urralburu (Podemos) e Isabel Franco (Ciudadanos) durante las casi dos horas que duró el debate, celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Murcia. Cada aspirante contó con un máximo de veinte minutos para defender sus argumentos e interpelar a sus contrincantes, a la vez que respondían las preguntas que iba introduciendo el moderador, Joaquín García Cruz, subdirector de este diario. Aunque el ambiente fue bueno, hubo instantes de tensión, en los que los cuatro se acusaron de mentir.

Por supuesto, se habló también de futuros pactos postelectorales, que se antojan claves ante el escenario sin mayorías absolutas que se prevé tras la cita con las urnas. Arrancó fuerte el presidente Fernando López Miras, que en su primera intervención en el debate presentaba a Isabel Franco un acuerdo de gobierno para firmar en ese mismo momento. De hecho, Miras sacó un bolígrafo y lo rubricó ahí mismo, delante de todos. El documento, que no especificaba cuál de los dos sería el jefe del Ejecutivo, contiene cinco apartados: creación de empleo y bajada de impuestos, exigencia de financiación e infraestructuras, defensa del Trasvase Tajo-Segura y fomento de la transparencia.

El formato, que no tenía bloques cerrados, permitió que se hablara de temas que no suelen salir tanto a la palestra en los debates electorales, como las listas de espera en la Sanidad o la situación del mercado del alquiler de viviendas

Pero Isabel Franco le hizo la cobra. «Salimos a ganar», reiteraba la candidata de la formación naranja, que avanzó que no se sentará en la mesa con «los extremistas» de Vox. No obstante, tampoco dio muchas esperanzas a Diego Conesa. Advierte de que quien quiera gobernar con Cs deberá ser inflexible en Cataluña. Es decir, «oponerse a los indultos a los políticos del 'procés' y aplicar el artículo 155 de la Constitución cuando haga falta». Óscar Urralburu, decidido a constituir una alternativa de progreso con los socialistas, instó al líder del PSRM a «tomar nota» de la actitud de Ciudadanos ante posibles tentaciones de pactar con ellos tras el 26-M. López Miras, por su parte, no impuso ningún cordón sanitario a Vox.

Economía y empleo

La primera parte del debate se centró en el programa económico. Miras insistió en que, si el PP sigue gobernando, creará 90.000 empleos, los mismos que en esta legislatura, aplicando la misma receta: «menos burocracia y menos impuestos». Diego Conesa tiene unas previsiones menos ambiciosas (58.000 puestos de trabajo) y señaló que, de cumplirse lo que promete el PP, la tasa de paro en la Región sería del 4%, algo que no ha ocurrido ni en los tiempos de mayor bonanza económica. El candidato del PSOE propone «agilidad administrativa, seguridad jurídica, igualdad de trato y transparencia», aunque Miras le reprocha que él y Podemos se opusieron a la Ley de Aceleración Económica. «Han llamado piratas y zorros a los empresarios murcianos», criticó el presidente. Podemos censura que el empleo que crea el PP «se destruye seis meses después» y apuesta por «la biotecnología, la industria del turismo y la industria del cuidado» para generar 75.000 puestos de trabajo. La libertad económica es también la fórmula de Ciudadanos, que lamenta que «el PP tiene las mismas ideas que en 1995» y recuerda que el modelo de PSOE y Podemos «no ha tenido éxito en ningún sitio».

«Crearemos 90.000 empleos con la receta de esta legislatura: menos burocracia y menos impuestos»

«He abierto el Partido Popular con la convocatoria de unas primarias por primera vez en la historia» Fernando López Miras. Candidato del Partido Popular

También se pronunciaron los candidatos sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuya eliminación ha sido la medida estrella del Gobierno regional en estos cuatro años y se mantiene en los proyectos tanto de PP como de Cs. Diego Conesa y Urralburu expusieron unos datos que señalan que, en la práctica, la bonificación beneficia más a unas pocas rentas altas, que constituían el grueso de la recaudación por este tributo, que a las clases medias. El cabeza de lista del PSOE adelantó que apostará por la «progresividad fiscal que reconoce la Constitución» si llega a San Esteban.

El futuro de la concertada

Tras unos minutos en los que el protagonismo fue para las listas de espera y el aeropuerto de Corvera, el debate giró hacia la Educación. López Miras defendió la libertad de los padres para elegir centro y defendió que la Región ha sido la comunidad que más ha invertido en la escuela pública, lo que provocó las risas de Urralburu. El candidato de Podemos se comprometió a «acabar con las privatizaciones», que a su juicio son las que generan el fracaso escolar y la segregación. Conesa mostró su intención de revisar la política de conciertos en Bachillerato y de promover un plan para retirar el amianto de los colegios, mientras que Franco ve compatibles la educación pública y la concertada. «No conoce usted el sistema», atacó Urralburu. «Escolaricé a mi hija a los siete meses y he hecho un seguimiento de lo que ha aprendido. Conozco el sistema como usuaria que soy», se defendió la número uno de Ciudadanos, que también se muestra partidaria de la libertad de elección.

«La eliminación del Impuesto de Sucesiones beneficia a las rentas altas. Apostaremos por la progresividad fiscal»

«Impulsaremos una normativa de igualdad laboral centrada en el sector agroalimentario y en el comercio» Diego Conesa. Candidato del PSRM-PSOE

Sobre la UCAM y su intención de implantar el grado de Medicina en el campus de Cartagena, PP y Cs se mostraron favorables «siempre que se cumpla la ley», mientras que Diego Conesa abogó por la mejor planificación de los títulos que imparten las tres universidades de la Región. El líder regional de Podemos, que en todo momento fue el más duro en sus planteamientos, se mostró tajante: «La UCAM no es libertad, es libertinaje. Sus titulaciones actuales no cumplen la ley».

«Acabaremos con las privatizaciones, que son las que generan el fracaso escolar y la segregación»

«Pido a los murcianos que voten masivamente el 26-M porque el cambio en la Región está más cerca que nunca» Óscar Urralburu. Candidato de Podemos-Equo

La regeneración democrática tuvo su sitio en el debate. Aunque no tanto con propuestas de futuro como con reproches del pasado. Isabel Franco intentó llevar la bandera, prometiendo una ley 'antidedazos' en la Comunidad y la prohibición de las puertas giratorias. «En Andalucía hemos acabado con cien chiringuitos del PSOE y en la Región haremos lo mismo». Pero se topó con las sospechas sobre su elección como cabeza de lista de Ciudadanos (las primarias tienen una denuncia en los juzgados) y con el apoyo que su partido dio a la investidura de Pedro Antonio Sánchez como presidente de la Comunidad en 2015. «Respaldaron a un señor que estaba preimputado», afeó Urralburu. López Miras se desmarcó de dicha etapa y presumió de abrir el PP con la convocatoria por primera vez de unas primarias y con la renovación de las listas para estos comicios.

«En Andalucía hemos acabado con cien chiringuitos de los socialistas y en Murcia haremos lo mismo»

«Ofrecemos limpieza, igualdad y libertad frente a un PP sin aliento y un PSOE que sube los impuestos» Isabel Franco. Candidata de Ciudadanos

Sobre las medidas para eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres, Podemos plantea aumentar las guarderías públicas y potenciar las inspecciones, López Miras sacó su propuesta de ayuda de 10.000 euros para la contratación de madres con hijos, mientras que Diego Conesa quiere impulsar «una normativa de igualdad laboral centrada en el sector agroalimentario y en el comercio», así como beneficiar a las empresas que implanten el salario mínimo de mil euros. Anunció que en su Gobierno habrá un alto cargo encargado de coordinar las actuaciones contra la pobreza, que dependerá directamente de él.

El minuto de oro

Cada candidato dispuso de un minuto para dirigirse a los electores. Franco atizó a un PP «sin aliento» y a un PSOE «que sube los impuestos», ofreciendo «limpieza, igualdad y libertad». Urralburu reclamó a los murcianos «que voten masivamente porque el cambio está más cerca que nunca», mientras que Conesa propone «honradez y transparencia»». López Miras cerró el debate pidiendo apoyo «para un Gobierno fuerte y sólido que defienda los intereses de la Región».

«Me interesan más los vecinos de Benizar que Cataluña»

El desafío independentista en Cataluña es uno de los principales problemas de España, si no el primero. Y no podía faltar en el debate de candidatos a la Presidencia de la Comunidad que organizó 'La Verdad'. Diego Conesa, que fue uno de los pocos barones socialistas que defendió la figura del relator planteada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para atraerse el voto de los independentistas a los Presupuestos Generales del Estado, reiteró que «el diálogo está en mi ADN», aunque también aseguró que, si la situación lo requiere, no le temblará el pulso para exigir al Gobierno central la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite suspender la autonomía. No obstante, Conesa reconoció que le preocupan más «los problemas de los vecinos de Benizar o La Paca» que la situación en Cataluña. En ese sentido, López Miras recordó que el presidente de la Comunidad es el representante del Estado en la Región y, como tal, debe estar a la altura cuando se ataca a España. Isabel Franco, por su parte, acusó a los socialistas en su intervención final «de ir de la mano con Quim Torra, Otegi y Rufián para dividir la nación» .