Ballesta: «El Ayuntamiento de Murcia ni se vende ni se compra»

José Ballesta, pensativo. / J. INSA
José Ballesta, pensativo. / J. INSA

El PSOE considera una jugada maestra el ofrecimiento de la alcaldía a Mario Gómez y Cs se molesta porque se hable de sillones

David Gómez
DAVID GÓMEZ

El ofrecimiento que el PSOE realizó a Ciudadanos de darle la alcaldía de Murcia a cambio de la presidencia de la Comunidad fue lo más comentado en los corrillos políticos durante el acto institucional del Día de la Región, que se celebró en la ciudad de Lorca. Los socialistas se mostraban satisfechos con lo que consideran una jugada maestra que ha descolocado a Cs. Estos últimos, por su parte, estaban molestos porque se haya empezado a hablar de sillones en lugar de programas.

Pero el que se refirió a esta oferta de manera más contundente fue el todavía alcalde de Murcia, José Ballesta, que calificó como «una ofensa intolerable» que el PSOE convierta el Consistorio de la capital «en una especie de zoco o mercado». «El Ayuntamiento de Murcia tiene más de siete siglos de historia y ni se vende ni se compra, porque no tiene precio. No es moneda de cambio de nada ni de nadie, y el que lo piense así se está equivocando», señaló Ballesta, que ganó las elecciones con once concejales, a cuatro de la mayoría absoluta. Le basta con que PSOE, Ciudadanos y Podemos no se pongan de acuerdo para revalidar la alcaldía, haciendo valer su condición de candidato más votado en la sesión de constitución de la Corporación prevista para este próximo sábado 15 de junio.

«Estoy seguro de que los murcianos no olvidarán determinados tipos de actitudes, pues hay cosas que están por encima de los partidos políticos y las ideologías», añadió el alcalde en funciones, que abre la puerta a que otros grupos políticos, en especial Ciudadanos, puedan incorporarse a su proyecto de ciudad «para enriquecerlo o ampliarlo».

A Ballesta le replicó José Antonio Serrano, secretario general de los socialistas en el municipio y candidato a la alcaldía de la capital por el PSOE el 26-M. «Efectivamente, el Ayuntamiento de Murcia ni se compra ni se vende, porque es de todos los murcianos y murcianas. Eso es precisamente lo que Ballesta y el PP han hecho si damos como buenas las declaraciones del exconcejal Roque Ortiz, en las que evidenciaba que se intercambiaban votos por puestos de trabajo», recordó.

José Antonio Serrano defiende que la oferta realizada al alcaldable de Cs, Mario Gómez, no es ningún mercadeo, sino que, «dentro de las normas democráticas y de funcionamiento de las instituciones, hemos aprovechado los numerosos votos de nuestros vecinos y vecinas en las últimas elecciones para llevar una auténtica regeneración al Ayuntamiento de Murcia».