La atención a los infartados en Cartagena deriva en una fuerte polémica política

Imagen de archivo de una ambulancia en la entrada de Urgencias del Hospital Santa Lucía. /Pablo Sánchez/ aGM
Imagen de archivo de una ambulancia en la entrada de Urgencias del Hospital Santa Lucía. / Pablo Sánchez/ aGM

El horario del Servicio de Hemodinámica en el Hospital Santa Lucía genera un agrio enfrentamiento entre populares y socialistas

LA VERDAD CARTAGENA

La primera polémica seria de la campaña para las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo ha llegado antes, incluso, de que esta comience oficialmente con el tradicional acto de pegada de carteles, que tendrá lugar este jueves. Y viene a cuenta de los enfermos de corazón de Cartagena. Partido Popular y PSOE llevan varios días enfrascados en una agria disputa a cuenta del funcionamiento del Servicio de Hemodinámica del Hospital de Santa Lucía, en la ciudad portuaria, a la que ayer también se sumó Movimiento Ciudadano. Los socialistas han llegado a echar en cara a la Administración regional, en manos de los populares, las muertes de pacientes que tienen que ser trasladados a La Arrixaca para recibir atención especializada tras haber sufrido infartos.

Un día después de que la alcaldesa de Cartagena, la socialista Ana Belén Castejón, señalara que veía razones para manifestarse por un área permanente de Hemodinámica y un servicio de Cirugía Cardiaca de 24 horas en el Santa Lucía, fuentes de la Comunidad afirmaron que el Servicio Murciano de Salud (SMS) planea ya la ampliación a las 24 horas del día del servicio de Hemodinámica del Hospital Santa Lucía, que en la actualidad solo funciona de ocho de la mañana a tres de la tarde. Así se atendería la demanda a la que se han sumado todos los partidos políticos de Cartagena.

Sobre este asunto ya se había pronunciado por la mañana el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, quien exigió «responsabilidad» a los partidos sobre este asunto e indicó que en Cartagena no hay más muertes por infartos que en Murcia capital. En declaraciones a los medios de comunicación durante la inauguración de la Feria del Mueble de Yecla, Miras se preguntó «hacia dónde estamos llevando la política» y si «todo vale», exigiendo a los responsables políticos «hacer una profunda reflexión» al respecto tras esta disputa. Según López Miras, los datos e informes científicos coinciden, «con datos objetivos que no se pueden contradecir», en que la Región de Murcia es la segunda de España con menos muertes por infarto y no se registran más en Cartagena que en Murcia. «Cualquier otra afirmación es irresponsable», insistió el jefe del Ejecutivo, tras lo que exigió a los responsables públicos «no caer en populismos». Su gobierno, apuntó, está comprometido con ampliar ese servicio, pero únicamente para mejorar el servicio a los ciudadanos y no por ningún otro motivo.

El presidente regional exige una profunda reflexión por haber sacado a relucir los fallecimientos

A este respecto, la candidata del Partido Popular a la alcaldía de Cartagena, Noelia Arroyo, acusó ayer a la alcaldesa y aspirante del PSOE, Ana Belén Castejón, de tener «parte de la responsabilidad» sobre la limitación horaria de Hemodinámica en el Santa Lucía, porque en los últimos cuatro años no ha sabido «convencer» ni «dar soluciones».

A su juicio, Castejón solo se ha acordado de la Hemodinámica «cuando ha salido en los periódicos» este asunto. Arroyo contestó así a la regidora socialista, quien el lunes criticó que no hubiera tenido influencia en el Gobierno regional, durante su etapa de consejera de Cultura y Portavoz, para que la Consejería de Salud ampliara el servicio. Este fue puesto en marcha en el Hospital Santa María del Rosell en 2004, con el PP en la Comunidad.

La aspirante a la alcaldía afirmó que el PP de Cartagena «tiene fijada» su «postura» sobre el servicio de atención a pacientes con infarto «desde principio de esta legislatura». Por eso, explicó, ella se ha reunido «en dos ocasiones con el presidente para tratar este problema y el fruto de esas reuniones ha sido la decisión de López Miras de incluir la ampliación a 24 horas del servicio de Hemodinámica en Cartagena». Reiteró que el programa del PP local incluye esa medida.

MC estudia ir a la Fiscalía

Por otra parte, el portavoz del partido Movimiento Ciudadano de Cartagena y candidato a la alcaldía por parte de esta formación política, José López, anunció que estudia remitir a la Fiscalía Superior de la Región el informe de los cardiólogos del Hospital Santa Lucía sobre los fallecimientos de pacientes mientras esperaban a ser intervenidos. «Para los gestores regionales, las vidas de los cartageneros no valen nada. Ahora dice el Partido Popular que si gobierna ampliará el servicio. Y lo que deberían es pedir perdón por las muertes e irse a su casa», indicó el que fuera alcalde al inicio de la legislatura.

Será necesario aumentar el gasto en 800.000 euros

Según las fuentes consultadas por este diario, sería necesario aumentar el gasto de personal en Hemodinámica en 800.000 euros al año, una cantidad que debería ser incluida a partir de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el próximo ejercicio 2020, que corresponderán al Ejecutivo regional que salga de las urnas el próximo 26 de mayo. Además, es necesario contratar a dos médicos hemodinamistas, que se sumarían a los tres actuales, así como a siete enfermeros y tres auxiliares, para garantizar la prestación del servicio respetando los correspondientes turnos y las vacaciones, indican las mencionadas fuentes del Servicio Murciano de Salud.

Por otra parte, una de las complicaciones es que los médicos especialistas deben tener acreditados dos años de formación específica y cinco de experiencia en Cardiología. Según el SMS, en su relación de facultativos no hay por ahora ninguno que cumpla estas exigencias, si bien para agilizar los trámites se lanzaría una convocatoria nacional.

Desde el Servicio Murciano de Salud insisten en que no hay más mortalidad por infarto en Cartagena que en Murcia, como apuntaba por la mañana el presidente de la Comunidad Autónoma.