Vox anuncia que votará en contra del nuevo Estatuto por ser «un catecismo ideológico»

El candidato a la Asamblea Regional por Vox, Pascual Salvador, en una imagen de archivo./Vicente Vicéns / AGM
El candidato a la Asamblea Regional por Vox, Pascual Salvador, en una imagen de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

El candidato a la Asamblea Regional por esta formación, Pascual Salvador, critica que el texto supone «la imposición en torno a la ideología de género y la memoria histórica, no garantiza el derecho al agua y marca la victoria del marxismo cultural»

EPMurcia

El candidato a la Asamblea Regional por VOX, Pascual Salvador, anunció que votará en contra del nuevo Estatuto de Autonomía que aprobó la Asamblea Regional, al considerar que «no es sino un catecismo ideológico que resume los aspectos clave del consenso en torno a lo políticamente correcto». Y es que, critica, «además de la imposición en torno a la ideología de género y la memoria histórica, blinda la existencia de los órganos duplicados de la Región con la Administración central y se permite la vanidad de no garantizar el derecho al agua».

Por ello, asegura que el partido que preside va a luchar «con todas sus fuerzas para que sea un voto rotundamente en contra de un texto que quiere imponer una determinada manera de pensar y un programa de gobierno sesgado completamente anormal y fuera de lugar en una Comunidad». A juicio de VOX, la fotografía oficial muestra al presidente Fernando López Miras «estampando su firma y en apretada fila detrás de él aparecen los líderes de todas las formaciones políticas, donde destaca la alegría del representante comunista».

«Pero la risa de Podemos y la mueca alegre de los demás partidos firmantes del estatuto no es inocente; es la foto de familia del consenso socialdemócrata que acapara el discurso político en la Región», señala. El nuevo Estatuto «impone una manera de pensar y obliga a desarrollar un programa de gobierno con una clara orientación ideológica. La oligarquía política en pleno ha secuestrado a la Región de Murcia y con este Estatuto obliga a que todas las fuerzas productivas e innovadoras cambien sus agendas en beneficio de los objetivos ideológicos de esta secta de políticos».

La lectura del nuevo Estatuto de Autonomía «tiene contenidos que marcan la victoria del marxismo cultural en la Región de Murcia y convierte en obligación legal y en mandato estatutario toda la ideología que combatimos». De acuerdo con el dictado del nuevo estatuto «se consideran antisistema a todas las personas que piensan de forma diferente. La maniobra ciertamente es obscena, pero no puede ocultar que es el primer estatuto de autonomía que se aprueba como reacción al cambio social y de mentalidad que ha traído VOX al escenario político español».

El nuevo Estatuto de Autonomía «consagra como hoja de ruta para llevar al fracaso a Murcia el feminismo doctrinario que convierte a la violencia doméstica en el pretexto para chiringuitos y subvenciones, el ecologismo radical que obstaculiza toda forma de progreso económico con regulaciones orientadas a paralizar y estrangular cualquier actividad humana en el medio ambiente, el animalismo que otorga derechos humanos a los animales, las ideologías resentidas que obligan a mirar al pasado con odio y a mantener una opinión determinada como única verdadera, la expansión de derechos sociales a los inmigrantes ilegales con cargo al bolsillo de los contribuyentes, la obligación de pagar entre todos las fantasías de los políticos sea cual sea su precio».

En este momento tan grave, «el votante que apela al sentido común debe decidir si quiere seguir apoyando a una derechita cobarde capaz de lo peor con los peores». «No quiero aventurar lo que los votantes murcianos decidirán cuando este Estatuto se someta a referéndum después de su previsible aprobación por las Cortes generales», concluye.