Alta tensión con el trasvase de mayo, en la antesala electoral

El PP regional sostiene que el Ministerio debe enviar al Segura veinte hectómetros para beber y regar, el máximo que permite la ley

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El trasvase de mayo no estará exento de polémica, en este caso con una tensión territorial añadida debido a las elecciones del día 26 y a la decisión que tome la ministra Teresa Ribera, que tendrá la última palabra sobre el volumen máximo que se puede enviar al Segura, sin sobrepasar los 20 hectómetros cúbicos. El Gobierno regional y los regantes prevén que la Comisión de Explotación se reúna hoy en Madrid para hacer una propuesta técnica, sobre la base de los informes que presenten las confederaciones hidrográficas. El Ministerio para la Transición Ecológica debe actuar en un escenario complejo, ya que aún están calientes las sentencias del Tribunal Supremo sobre los caudales ecológicos en el Tajo. De la misma forma, el alto tribunal refrendó toda la legislación sobre el Trasvase.

La cabecera del Tajo descendió el día 1 de mayo (la fecha de referencia) al Nivel 3, por diez hectómetros de diferencia. En una semana ha ganado más caudal, hasta alcanzar los 670 hectómetros, de los que hay que descontar 17 pendientes de enviar al Levante.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, participará mañana en la clausura de la jornada que ha organizado el Sindicato de Regantes (Scrats) en Madrid sobre el 'Cuarenta aniversario del Trasvase Tajo-Segura, una infraestructura de Progreso y Desarrollo'.

La vicesecretaria de Organización del Partido Popular, Adela Martínez-Cachá, apremió ayer a la Comisión Central de Explotación del Trasvase a reunirse cuanto antes para aprobar los 20 hectómetros cúbicos de agua solicitados para abastecimiento humano y regadío en el Levante. Espera que «ajustándose a la ley, haya un desembalse de veinte hectómetros, que es lo que tiene que ser». Recordó que la cuenca del Segura se encuentra en situación de prealerta y que tanto el abastecimiento como el regadío necesitan ese desembalse, «que es lo que nos corresponde y así está establecido por ley», recalcó.