Los salarios de las grandes empresas crecen el doble que los precios

Dependientes y clientes en un centro comercial./P. Nieto
Dependientes y clientes en un centro comercial. / P. Nieto

El alza el empleo se modera al 2,7% en junio, mientras que las ventas suben solo un 1,3%, el menor aumento en lo que va de año

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los sueldos de los trabajadores en grandes empresas subieron un 0,8% en junio en tasa interanual, una cifra que a pesar de ser dos décimas más baja que la de mayo supone que los salarios crecen el doble que los precios, según los últimos datos de la encuesta 'Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas' publicada por la Agencia Tributaria.

Aunque crecer el doble que los precios actualmente no es sinónimo de grandes cifras. Y es que la inflación interanual del mes de junio se situó en el 0,4%, un desplome de más de un punto porcentual en solo dos meses, según datos del INE, por la caída del coste de los carburantes y la electricidad en comparación con la subida que experimentaron en ese mismo periodo el año pasado. Se trata de la tasa más baja desde septiembre de 2016, que en julio además se ha recuperado muy levemente: solo al 0,5%.

A pesar de ello, estos datos suponen que los trabajadores en estas compañías con facturaciones de más de 6 millones de euros, aumentaron su poder adquisitivo en los seis primeros meses del año, al subir sus salarios más que el IPC.

La creación de empleo en este tipo de compañías sigue en junio el ritmo registrado durante todo el año, crece un 2,7%, una décima menos que en mayo. «Se observa una tendencia estable que ya se veía en la primera parte del año, debido al dinamismo de algunos sectores con empleo preferentemente temporal», explica la AEAT en su informe.

Mejoran las exportaciones

Asimismo, las ventas totales de las grandes empresas subieron solo un 1,3% interanual en junio, el menor aumento en lo que va de año, cuatro décimas menos que un mes antes y la mitad que la subida registrada al comienzo del año. La AEAT apunta a que se confirma una «cierta moderación» del crecimiento de las ventas que ya se empezó a detectar en mayo.

Así, «refuerza la idea de una pérdida de intensidad del crecimiento tras los buenos resultados de enero y febrero». Esta moderación tiene que ver con el menor aumento de las ventas interiores (0,9%, dos puntos menos que en enero), ya que las exportaciones han mejorado su comportamiento (3,6% en junio, punto y medio más que en enero).