Air Nostrum cancela 148 vuelos en el inicio de la Semana Santa por la huelga de pilotos

Casi 10.000 pasajeros se verán afectados por esta protesta, mientras ambas partes continúan negociando para llegar a un acuerdo que permita desconvocar las movilizaciones

E. M.Madrid

La Semana Santa empieza con complicaciones en los aeropuertos. Tal y como anunciaron los sindicatos la semana pasada, la aerolínea Air Nostrum ha cancelado 148 vuelos durante los tres primeros días de la huelga de pilotos que comenzó este lunes convocada por el Sepla (Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas). Ascienden a más de 10.000 los pasajeros afectados en estos tres primeros días, según confirmó la compañía. Además, los paros de 24 horas se repetirán los próximos 22, 23 y 24 de abril, coincidiendo con el final de las vacaciones para muchos españoles.

Concretamente, este lunes se cancelaron 47 vuelos, mientras que el martes serán 49 y el miércoles 52. Aún así, la aerolínea señala que la aplicación de los servicios mínimos decretados por Fomento permitirá operar el 76,4% de los 627 vuelos programados para estos tres días en plena operación salida de Semana Santa.

Air Nostrum, que ha lamentado los «inconvenientes causados» y ha agradecido a los clientes su «comprensión», anunciará esta próxima semana el listado de vuelos cancelados para la semana que viene. Además, recuerda que los servicios mínimos contemplan el 100% de los vuelos con origen o destino Baleares, Canarias y Melilla y de los vuelos en Obligación de Servicio Público (OSP) en territorios peninsulares (Almería-Sevilla, Badajoz-Madrid y Badajoz-Barcelona).

Reembolso o reubicación

Los más de 10.000 pasajeros afectados tienen que saber que tienen derecho al reembolso de los billetes o a la reubicación en vuelos o fechas alternativas hasta el 10 de mayo, según anunció la propia aerolínea. Desde la plataforma AirHelp aseguran que los perjudicados tienen derecho a indemnización porque «la huelga no se considera una circunstancia extraordinaria que exima a la compañía de pagar las compensaciones».

Si el retraso es de más de dos horas, la compañía debe facilitar a los pasajeros comida y bebida en el aeropuerto. Si fuera necesario, la aerolínea debe facilitar alojamiento y transporte. A partir de tres horas y hasta 1.500 km de distancia, la indemnización sería de 250 euros, que aumentaría a 400 euros si la distancia es de más de 1.500 km y llegaría a los 600 euros si la distancia es de más de 3.000 km.

Sigue la negociación

Air Nostrum ha resaltado que mantiene la «actitud negociadora» para intentar desconvocar los paros y está haciendo «todo lo posible para minimizar los trastornos que esta huelga está provocando en los pasajeros que van a viajar esos días».

El Sepla protesta desde hace tiempo por el «incremento en el desvío de la producción a otras aerolíneas». En diciembre, y tras tres jornadas de huelga, llegaron a un acuerdo para limitar al 20% la externalización con terceros y evitar que los paros se extendieran a Navidad. La compañía se comprometió a ello y a recuperar todos los aviones ATR turbohélice.

La Audiencia Nacional rechazó el viernes la medida cautelar solicitada por Air Nostrum en la que pedía la supresión de la huelga convocada por el Sepla al entender que la convocatoria de los paros no se efectúa con motivo de la negociación del convenio, como reclama la compañía, sino para la exigencia del cumplimiento del acuerdo del pasado 14 de junio y «en defensa de los intereses profesionales de los pilotos».