Casi 31.000 plazas para la mayor oferta de empleo público de la última década

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros./Efe
La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. / Efe

El Gobierno aprueba medidas para convocar 23.156 plazas, que sumadas a las 7.688 del pasado abril, permitirán crear 1.909 nuevos puestos

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Casi 31.000 plazas para la mayor oferta de empleo público de la última década. El consejo de ministros aprobó este viernes un paquete de medidas que suponen en su conjunto convocar para este año 23.156 plazas para la Administración Pública, que -sumadas a las 7.688 vacantes ofertadas el pasado mes de abril para el ámbito de la educación, las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del Estado- arrojan un total de 30.844 plazas.

«Se trata de la mayor oferta desde el año 2008», resaltó en la rueda de prensa posterior al consejo la ministra de Función Pública, Merixtell Batet, que hizo además hincapié en que supone además «la mayor creación de empleo neto» desde 2009, al generarse 1.909 nuevas plazas, lo que supone un incremento del 58% respecto al año pasado, que fue cuando por primera vez desde la crisis se crearon nuevos puestos de trabajo.

En concreto, el consejo de ministros dio luz verde a un real decreto para una oferta de empleo ordinaria de 17.299 plazas, de las que 11.095 serán de nuevo ingreso y 6.204 de promoción interna. A su vez, se destinarán 5.534 plazas para dar una mayor estabilidad al personal interino en el ámbito de la Administración de Justicia, teniendo en cuenta que la tasa de temporalidad entre este colectivo llega el 25% y supera el 78% entre los jóvenes.

Asimismo, el Gobierno aprobó un real decreto para convocar una oferta de empleo extraordinaria destinada a la atención a asilados y refugiados, con 323 plazas, dando respuesta así a las reivindicaciones y demandas de asilo y refugio, explicó Batet.

«Es hora de incrementar el empleo público, no solo porque lo merezcan los funcionarios, abandonados durante mucho tiempo, sino porque ése es nuestro propósito», aseguró también la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa.

Y es que durante la crisis se perdieron alrededor de 300.000 empleos en el sector público y, pese a la recuperación iniciada en 29017, solo se ha recuperado un 40% y sigue habiendo 181.500 puestos menos que en 2011, según los cálculos de CC OO basados en la última EPA. Además tiene una plantilla muy envejecida, con una media superior a los 50 años.

Más información

 

Fotos

Vídeos