El presidente de Renault considera «injusta» su acusación por fraude fiscal

El expresidente del grupo automovilístico Renault-Nissan, Carlos Chosn./Efe
El expresidente del grupo automovilístico Renault-Nissan, Carlos Chosn. / Efe

Carlos Ghosn, quien hoy declara ante la justicia nipona, afirma no haber recibido «nunca» remuneraciones que no haya presentado ante las autoridades fiscales

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El expresidente del grupo automovilístico Renault-Nissan, Carlos Chosn, no ha tenido dudas en declarar su inocencia ante la corte de justicia japonesa ante la que hoy ha comparecido en la que ha sido su primera aparición pública tras ser arrestado a finales de noviembre del año pasado, cuando fue acusado por mala conducta financiera por no justificar supuestamente parte de la remuneración recibida del conglomerado que dirigía.

En su intervención judicial, Carlos Ghosn ha indicado que considera que ha sido «acusado injustamente y detenido injustamente por acusaciones sin fundamento». Además, el directivo ha indicado que «nunca» ha recibido ninguna compensación de Nissan que no haya sido declarada, así como que no ha firmado ningún contrato vinculante con la firma nipona para que se le pague una cantidad fija que no se haya revelado.

La audiencia, solicitada por la propia defensa de Ghosn, se llevó a cabo para explicar las razones de la detención prolongada del expresidente de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi desde su arresto hace ya casi dos meses. El juez ha indicado que Ghosn debe continuar detenido debido al riesgo de fuga y a la posibilidad de que pueda ocultar pruebas.

El directivo está acusado de informar a los supervisores nipones de unos ingresos menores de los que realmente percibió. En concreto, está acusado de declarar una compensación económica por su responsabilidad al frente de Nissan de menos de la mitad de los 88 millones de dólares (77 millones de euros) que recibió durante cinco años desde 2010. Él ha expuesto que ha actuado «de manera honorable, legal y con el conocimiento y la aprobación de los ejecutivos apropiados dentro de la compañía». A Ghosn también se le atribuyen cargos a Nissan en concepto de operaciones personales, generándole al fabricante un impacto por valor de 16.600 millones de dólares (14.536 millones de euros).

Tras la comparecencia, que comenzó a las 10.30 horas de la mañana (hora local) y se alargó aproximadamente durante dos horas, los abogados del directivo de 64 años informaron en rueda de prensa de que Nissan acordó con Ghosn asumir de forma temporal sus contratos personales de cambio de divisas. Según el jefe del equipo legal de Ghosn, Motonari Otsuru, el acuerdo se basaba en la condición de que cualquier pérdida o ganancia en el canje de divisas se imputaría al exjefe de Nissan.

Así, justificó las supuestas pérdidas transferidas a Nissan como una petición a la compañía para que adquiriera temporalmente una garantía para sus contratos de cambio de divisas, subrayando que lo hizo para no renunciar (como presidente) y utilizar su subsidio de jubilación como garantía. «Mi compromiso moral con Nissan no me permitía renunciar durante ese momento crucial. Un capitán no salta de la nave en medio de una tormenta», argumentó, afirmando que los contratos fueron devueltos y que Nissan no sufrió pérdidas.

Tres días después de su detención, el consejo de administración del fabricante japonés de automóviles Nissan, decidió destituir a Carlos Ghosn como presidente de la compañía. También fue reemplazado del cargo Greg Kelly como director representante de la empresa, después de que la firma llevara a cabo en los últimos meses una investigación interna en la que se detectó que los dos directivos declararon menos ingresos de los percibidos.

Desde que se produjeran todos estos acontecimientos policiales y judiciales, las acciones del grupo Renault han caído un 14% hasta los 55,50 euros por título, desde los 64,50 euros en los que cotizaba en el momento de la detención de Goshn. Esta mañana se recuperan a un ritmo del 1,36%.

Más información

 

Fotos

Vídeos