La contención de los precios mejora el poder adquisitivo de los consumidores

Un consumidor mete la compra en el coche./l. Gómez
Un consumidor mete la compra en el coche. / l. Gómez

Los salarios pactados por convenio suben un 2,3% de media en julio, mientras que el IPC refleja un aumento de solo el 0,5%, cinco veces menos

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El poder adquisitivo de más de 8 millones de consumidores españoles ha mejorado en lo que va de año. Se debe a la combinación de dos indicadores. Por un lado, por el fuerte descenso que ha experimentado la inflación en los últimos meses, cuyo último dato de julio confirma la subida de solo el 0,5% en tasa interanual, según el INE. Por otro, que la subida salarial media pactada en los convenios colectivos registrados hasta julio se situó en el 2,29%, una cifra casi cinco veces mayor al IPC y seis décimas por encima del alza en los sueldos de hace un año, según los datos del Ministerio de Trabajo.

Este incremento salarial está en línea con las directrices de los acuerdos de negociación colectiva, que planteaba incrementos en torno al 2% para 2.936 convenios conformados por 8,26 millones de personas, más un punto ligado a la productividad o los resultados empresariales. Así que esta subida en el poder adquisitivo de los españoles se debe, sobre todo, a las bajas cifras de inflación que se están registrando desde que comenzó el año.

Y es que aunque el IPC de enero fue del 1%, que se fue elevando al 1,1% en febrero, 1,3% en marzo y 1,5% en abril por el empuje de Semana Santa, la caída vino en mayo, cuando la tasa bajó al 0,8%, siguió en descenso en junio hasta el 0,4% y en julio se recuperó muy levemente al 0,5% debido a la evolución de los precios de alimentos (+0,9%) y gasolinas (+0,5%), que han bajado menos que en julio de hace un año. Este dato supone que los precios son hoy solo un 0,5% más altos que en el séptimo mes de 2018. Es la tercera vez (la segunda este año) que el IPC baja del 1% desde enero de 2018 y la segunda tasa más baja en lo que va de año.

Por contra, el grupo de vivienda recortó dos décimas su tasa interanual en julio, hasta el -1,7%, por la estabilidad de los precios del gas frente al repunte que registraron un año antes, mientras que la tasa anual de hoteles, cafés y restaurantes bajó dos décimas, hasta el 2%, debido a que los precios de los servicios de alojamiento subieron menos que en 2018.

Sube el precio de la carne

En comparación con los precios de hace un año, lo que más ha caído son los aceites y grasas (-13%), las frutas frescas (-5%) y la calefacción, alumbrado y distribución de agua (-4,7%). En el lado opuesto, los productos que más se han encarecido desde julio de 2018 han sido las legumbres y hortalizas frescas (+9,8%), las patatas y sus preparados (+7,3%) y la carne de cerdo (+4,6%), aunque no es el único tipo que sube.

En una semana marcada por la intención de Alemania de incrementar el IVA de la carne del 7% al 19% para reducir su consumo y combatir así el cambio climático, los últimos datos del INE revelan que también la de vacuno y la de ave han aumentado su precio desde hace un año, aunque en menor proporción (0,6% y 0,4% respectivamente). Mucho más lo hace el pescado, cuyo precio aumentó en un 3,2% en un año.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en julio en el 0,9%, con lo que se sitúa cuatro décimas por encima del IPC general. Y el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) -que permite realizar comparaciones internacionales- situó su tasa anual en el 0,6%, la misma tasa que en junio. En la evolución mensual, el IPCA cae un 1,1%.

Caída del -0,6% mensual

A nivel mensual, los precios de consumo registran en julio una caída del -0,6% respecto a junio, una décima menos que en el mismo periodo de 2018 y la menor caída en cuatro años en este mes. Las rúbricas que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron el turismo y la hostelería (1,4%), las publicaciones (1,3%) y la calefacción, alumbrado y distribución de agua (1,2%). Los mayores descensos se registraron en la ropa de niño y bebé (-18,6%), las prendas de vestir de mujer (-14,6%), el calzado infantil (-11,5%) y el calzado femenino (-9,9%), debido al inicio del periodo de rebajas.

A propósito de la capacidad adquisitiva, desde CC OO afirmaron que hay un elevado porcentaje de trabajadores del sector privado «muy por debajo» de las recomendaciones del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva. Como dato, aseguraron que solo el 37% de los asalariados tiene pactadas subidas superiores al 2% y las del 28% no superan el 1,5%, lo que aún así representaría un punto más que el IPC.

Temas

Ine, Ipc