Los precios caen a mínimos de hace tres años por la bajada de la luz

Los precios caen a mínimos de hace tres años por la bajada de la luz

El IPC desciende dos décimas en septiembre hasta el 0,1% también debido al abaratamiento del gas, de los carburantes y de alimentos como el pan y los cereales

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los precios siguen cayendo y en septiembre marcaron mínimos de hace tres años. El IPC se moderó en el noveno mes del año hasta el 0,1% en tasa interanual, lo que significan dos décimas menos aún que la registrada en agosto, un nivel que no se observaba desde el verano de 2016. El dato confirmado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) viene dado por la bajada de precios de la electricidad durante este mes frente a la subida que experimentó el año pasado.

Los precios del transporte también moderaron la inflación, aunque en menor medida, al mantenerse estables frente al alza del 0,2% de agosto, debido al menor encarecimiento de los carburantes y lubricantes, así como de los automóviles. También caen los precios de alimentos una décima hasta crecer el 0,9%, debido al abaratamiento de las legumbres, hortalizas, pan y cereales, así como a la estabilización del pescado y marisco. Las frutas sí subieron, frente a la bajada de 2018.

Los precios iniciaron a principios de año una senda bajista que solo se rompió con un repunte puntual de julio. Desde abril la inflación se ha desplomado 1,4 puntos y está lejos de los registros del año pasado, cuando en septiembre marcó un 2,3%. Aún así, esta es la 37º tasa positiva, pero desde agosto de hace tres años el nivel siempre había estado por encima del 1%, hasta el pasado mayo. Este dato significa que los precios son hoy solo un 0,1% superiores a los de hace un año.

Por otro lado, la variación anual del indicador adelantado del IPCA (que se utiliza para comparar los precios con otros países de la Unión Europea) se ha situado en septiembre en el 0,2%, dos décimas menos que un mes antes. La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en septiembre, hasta el 1%, con lo que se sitúa casi un punto por encima del IPC general.

Si la inflación terminara el año con estos niveles, significaría que los pensionistas habrán ganado bastante poder adquisitivo; en concreto, con una tasa del 0,1%, tendrían 1,5 puntos más de capacidad de compra, puesto que las pensiones se revalorizaron con carácter general un 1,6%, aunque la última previsión del Banco de España es que termine el año en el 0,8%.

Mayor sería el poder adquisitivo ganado por aquellos beneficiarios de las pensiones mínimas, que se elevaron un 3% este año. Es más, con esta tasa del 0,1% ni siquiera perderían poder adquisitivo si finalmente en enero subieran apenas un 0,25% las prestaciones, tal y como establece la ley y a la espera de que se forme un nuevo gobierno y decida el nuevo incremento.

En tasa mensual, el IPC se mantuvo estable (0%), frente a la caída del -0,1% de agosto. Se debió al encarecimiento del vestido y calzado y del transporte (por la leve subida de los carburantes), que compensaron la disminución de precios del ocio (por el abaratamiento de los paquetes turísticos), la vivienda (por la bajada de la luz) y los alimentos y bebidas.

Por comunidades autónomas, los precios bajaron en todas las regiones menos Baleares y Canarias, destacando la situación de Extremadura, donde la inflación pasó de estabilidad en agosto a caer un 4% en septiembre.

Temas

Ipc