Cómo funcionan los seguros para coches sin carné

Cómo funcionan los seguros para coches sin carné
Este tipo de vehículos necesitan un permiso especial de circulación y la contratación de un seguro obligatorio

Dentro de los grandes núcleos urbanos se está experimentando un amplio abanico de alternativas de movilidad. Los cuadriciclos o microcoches, conocidos popularmente como coches sin carnet, siguen considerándose una opción muy válida para desplazarse dentro de ciudades o entre núcleos rurales cercanos entre sí.

Al igual que el resto de vehículos de motor, resultar necesario contratar un seguro para coche sin carné en el caso de querer circular con él. A su vez, existe la obligación de pasar la inspección técnica de vehículos. Las características de este medio de transporte se basan en una cilindrada de 50 cc y una velocidad máxima de 45 km/h. A pesar de su escasa velocidad y sus dimensiones reducidas, existe la obligación de estar equipados con un seguro.

Entre las coberturas básicas en los seguros para coches sin carné, la principal de todas ellas consiste en la responsabilidad civil del conductor en caso de accidente, para cubrir daños materiales y físicos a terceros. Con esta garantía, la compañía aseguradora asume los daños a terceros, aunque no necesariamente los del propio vehículo. Es posible contratar otras coberturas como el seguro al propio conductor, defensa jurídica o asistencia en viaje.

Precisamente la cobertura de asistencia en viaje, además de una de las más prácticas, se encuentra entre las más solicitadas por los interesados en contratar una póliza. Se trata de un servicio que permite tener tranquilidad absoluta en cualquier desplazamiento nacional, al estar cubierto en cualquier incidente en circulación. En muchos casos garantiza desde servicio de grúa para remolcar el vehículo hasta el taller o reparación y sustitución de neumáticos en caso de pinchazos.

Además de todos estos aspectos, en los comparadores de seguros para coches se plantean también otras coberturas opcionales que suelen plantear una gran variedad de tarifas, posibilidades y ofertas para adaptarse a cada situación. Resulta fundamental prestar mucha atención a las promociones de cada mes, ya que a la postre puede suponer un gran ahorro al final del año.

Fotos

Vídeos