Vidal Golosinas

Vidal participa en las principales ferias nacionales e internacionales del sector. / vidal
Vidal participa en las principales ferias nacionales e internacionales del sector. / vidal

Un referente en la confitería de azúcar con visión global. La compañía de Molina de Segura lleva 55 años endulzando los paladares con propuestas que triunfan en 90 países

El ADN de Vidal Golosinas refleja su compromiso por el I+D+i. La compañía de confitería de azúcar nacida en Molina de Segura alcanza los 55 años en el mercado consolidándose como pionera en el sector y una de las productoras de golosinas más importante a nivel nacional e internacional, con presencia en 90 países y una facturación que alcanzó los 135 millones de euros en el ejercicio 2017.

«La búsqueda y el desarrollo de nuevos sabores, texturas y formas es un trabajo continuo», indican desde Vidal, y así lo avala su historia. A lo largo de su más de medio siglo de vida «hemos sido pioneros por el lanzamiento de productos nunca antes vistos». Un claro ejemplo son las Rellenolas, marca de los primeros caramelos de goma rellenos del mercado a nivel mundial que hoy cumplen 20 años y revalidan su éxito. «El intenso sabor y sobre todo la doble textura han propiciado la buena acogida de este producto», manifiestan.

Año de fundación
1963.
Actividad
Elaboración de productos de confitería de azúcar.
Localización
Avda. Gutiérrez Mellado, S/N 30500, Molina de Segura.
Marcas comerciales
Vidal, Dipper, SoftFruit, Rellenolas, Dulcitar, Dulcipica, Rolla Belta, Pompito, Zoom, Palipica, Choconubes, Dulcinubes, Glas Fruit, Mells, Lacreme, Footballs, Baseballs, Duostick, CotoneDolce.
Web
vidal.es

Aunque su más reciente innovación es el Dipper XL, un caramelo blando que está presente en dos sabores, fresa y frambuesa ácida. Este último ha cosechado un gran éxito: «Hemos logrado conectar con los consumidores que han elegido el comestible por su rico sabor y también porque aporta diversión y se adapta a su estilo», aseveran.

Inversión como motor de avance

Su apuesta por la marca Dipper ha llevado a la corporación de Molina de Segura a aparecer en televisión con un atrevido anuncio que ha invitado a los pequeños de la casa a sacar su lado Dipper XL. Una muestra de los retos que emprende la empresa confitera para seguir avanzando. «La inversión es para nosotros uno de los principales motores de crecimiento. Invertimos en el sentido amplio de la palabra: en nuevos métodos de trabajo, en investigación y creación de productos únicos y en el desarrollo de procesos de fabricación sostenibles», ratifican.

Asimismo, uno de sus proyectos más recientes es el nuevo centro logístico de Cieza. «El importante incremento de las ventas y la creciente representación internacional nos plantearon la necesidad de acometer la construcción de un nuevo centro», explican. Vidal cuenta en la actualidad con 14 sociedades filiales fuera del país. Gracias a su política y estrategia exterior sus productos están presentes en 90 países.

El mercado internacional supone el 75% de la cifra de su negocio y su creciente expansión se traduce en unos resultados sobresalientes, superando sus previsiones y logrando 135 millones de euros de facturación en 2017.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos