Sostenibilidad y concienciación

Sostenibilidad y concienciación

Las empresas murcianas refuerzan su compromiso con el entorno y la sociedad e invierten en acciones que repercuten en el bien común

Para ser una empresa líder, no solo basta con tener unos productos y servicios de calidad y contar con los mejores profesionales; hay otra serie de factores que ofrecen garantías en la actividad laboral y que hacen que la sociedad confíe plenamente en la marca y fidelice. En la Región de Murcia, las empresas saben muy bien que la excelencia en su labor se consigue con el respeto al medio que les rodea, el desarrollo de actividades que repercutan en el bien común de la zona y la sociedad en general y una adaptación e innovación continua que responda a las exigencias del mercado actual y los clientes, incluso adelantándose a las tendencias futuras.

Un claro ejemplo de ello son las empresas que se dedican al sector de la alimentación. La tendencia actual al consumo de alimentos más sanos, con menos aditivos y todo ello sin perder la intensidad del sabor, ha hecho que cadenas de supermercados, empresas de procesados y fabricantes tengan que valorar su oferta de productos y ampliarlo para cubrir las nuevas necesidades de los clientes. Las marcas resaltan cada vez en mayor medida que sus productos contienen colorantes naturales, que no tienen azúcar añadido, que son más frescos o que no contienen aditivos, garantizando una alimentación sana a sus consumidores y la transparencia en los ingredientes y etiquetado. Esto convive con el concepto 'listo para consumir', una tendencia que el pasado 2017 aumentó un 9,5% en el carro de la compra, seis puntos por encima del conjunto del gran consumo según Nielsen. Superficies como Mercadona apuestan por este concepto y no dejan de añadir nuevas referencias para 'hacer la vida más fácil' a sus consumidores, sin dejar nunca de lado la calidad.

Por otro lado está la adaptación a los consumidores con alergias e intolerancias, incluyendo productos que van desde alimentos base como el pan hasta el mercado de las chucherías. Además de las opciones sin lactosa a través de sustitutos de arroz o avena que ofrecen las superficies de alimentación -y que también sigue el sector hostelero-, hornos, panaderías o empresas de ultracongelados han añadido sus variedades sin gluten para celiacos. La meta es hacer que todo tipo de consumidores puedan encontrar en el mercado la mayor variedad posible de opciones.

Las empresas murcianas, además de adaptarse a las tendencias, potencian la eficiencia energética y energías limpias, favorecen el reciclaje dentro de sus instalaciones o incluyen en su Responsabilidad Social Corporativa acciones enfocadas a la integración laboral y la conciliación, la colaboración con entidades benéficas, el fomento del deporte o la plantación de árboles, entre muchas otras, mostrando todo lo que pueden aportar a la sociedad.

Las materias primas

La procedencia de las materias primas es otra de las claves. Además de buscar la mejor calidad en estos ingredientes base para poder elaborar los mejores preparados, las empresas buscan que la materia prima parta de la propia Región de Murcia. Como ejemplo, los preparados de verduras y hortalizas, como ensaladas de IV Gama, donde las empresas de envasado y comercialización hacen acuerdos con colectivos de agricultores para que les ofrezcan la mejor calidad; y qué mejor que de procedencia murciana.

El cuidado de la materia prima para empresas del sector cárnico o avícola también es un gran valor a tener en cuenta. Las compañías que desarrollan su labor con carnes aseguran las mejores condiciones para estos animales, favoreciendo que el producto final tenga la mejor calidad y cumpla con todos los estándares de seguridad y sanidad alimentaria.

Un transporte mas limpio

Uno de los sectores que más repercuten a la economía murciana es, sin duda, el transporte. En la Región de Murcia hay más de 14.000 vehículos pesados y cerca de 2.000 ligeros, e incluso supera la media nacional en casi el doble con cuatro vehículos por empresa. Este sector, que no deja de crecer, es consciente de las emisiones de sus vehículos a la atmósfera, por lo que su apuesta se centra, mayoritariamente, en el cambio paulatino a vehículos híbridos y a gas como una opción 'más limpia'. Estos combustibles alternativos hacen sus flotas más eficientes y sostenibles.

Además, empresas como Disfrimur buscan compensar sus emisiones de CO2 a través de proyectos de reforestación, que se suma a la modernización de su flota, la incorporación de tecnologías y la firma apuesta por los combustibles alternativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos