España trabaja para que no quiebren las filiales de Thomas Cook en Alemania y países nórdicos

Thomas Cook passengers queue in front of check-in desks on the second day of repatriations at Reus airport,/Reuters
Thomas Cook passengers queue in front of check-in desks on the second day of repatriations at Reus airport, / Reuters

Buscan garantizar que el turismo alemán y escandinavo siga eligiendo España como destino | Ya ha sido repatriado el 10% de los británicos afectados

COLPISA / AGENCIAS

La ministra de Industria, Turismo y Comercio en funciones, Reyes Maroto, ha afirmado este martes que el Gobierno español está «haciendo gestiones» para evitar que quiebren las filiales de Thomas Cook en Alemania y países nórdicos y así garantizar que el turismo alemán y escandinavo siga eligiendo España como destino.

Maroto, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha explicado que lo que ha quebrado ha sido la filial de Thomas Cook en Reino Unido, pero siguen operando Cóndor, su filial alemana, y Thomas Cook Escandinavia, su filial en los países nórdicos. «Estamos haciendo gestiones para que no quiebren», ha señalado la ministra, que ha agradecido a Aena todo el trabajo que está realizando para ayudar a gestionar la crisis.

Maroto ha destacado que este martes se continuará trabajando en los aeropuertos y que el objetivo es que la quiebra del turoperador británico afecte lo menos posible a España. La ministra se ha reunido este martes en la sede del Ministerio con representantes de las comunidades autónomas para abordar los efectos en España.

Mientras tanto, las autoridades británicas ya han repatriado al 10% de los turistas británicos afectados por la quiebra de Thomas Cook, cuyos directivos están en el punto de mira por haberse asignado importantes sueldos pese a las malas cifras del grupo.

La Autoridad Británica de Aviación Civil (CAA) ha anunciado este martes que ha evacuado a 14.700 personas a Reino Unido, en el primer día de una operación de repatriación de un alcance inédito desde la Segunda Guerra Mundial, que durará dos semanas. Los turistas, repartidos por todo el mundo, regresaron en unos 64 vuelos. La CAA precisó que logró repatriar al 95% de los turistas que había previsto traer de regreso a su país el lunes.

En total, 150.000 turistas británicos estaban viajando con Thomas Cook cuando el grupo se declaró en quiebra el lunes. En total, el operador tenía en ese momento unos 600.000 clientes de varias nacionalidades.

Los directivos, en el punto de mira

El país continuaba sacudido por la caída brutal del pionero de los viajes organizados, que se declaró en quiebra al no haber podido conseguir los fondos necesarios para su supervivencia, dejando en el limbo a sus 22.000 empleados.

Las miradas están puestas en los directivos del grupo, que según la prensa británica se repartieron 20 millones de libras en salarios y bonos desde 2014, pese a que el grupo acumulaba resultados mediocres y se hundía en bolsa. Los tabloides británicos no han dudado en acusar a los jefes del turoperador de haberse llenado los bolsillos y el Daily Express les reclamaba que devuelvan las sumas percibidas, algo que también exigió la oposición laborista.

El primer ministro británico, Boris Johnson, de viaje en Nueva York por la Asamblea general de Naciones Unidas, también cuestionó el comportamiento de los directivos. «Me pregunto si es justo que los directivos, o quien sea, el consejo de administración, se asignen sumas importantes cuando las empresas pueden zozobrar así», declaró, según los medios británicos.

Más información