Renovación constante

Construcción de nave de Consum por parte de Lymsa.
/LY
Construcción de nave de Consum por parte de Lymsa. / LY

Una de las máximas que sigue Lymsa es la importancia de someterse a cambios constantes para adaptarse a un entorno en permanente evolución. Quedarse parado es algo que no puede permitirse hoy en día ninguna empresa, y menos aún en un sector que ha sido especialmente castigado por la gran crisis económica de la última década. Gracias a esta energía para evolucionar de la mano de sus clientes, Lymsa ha salido reforzada de la crisis con trabajos cada vez más exigentes a los que siempre ha sabido dar respuesta. Por eso hoy es una firma referente en la construcción de las más grandes plataformas logísticas en España.

Muchos de los cambios que ha experimentado Lymsa son visibles en sus instalaciones de Yecla. En los últimos años se han afrontado varias ampliaciones en su taller y se ha instalado un ERP, un software de gestión que permite a la empresa coordinar el trabajo de todas sus áreas, adaptado a sus necesidades productivas y con el que optimiza todos sus procesos, maquinaria de corte/taladro automatizado por ordenador y corte por plasma.

Fruto de estos avances son las obras cada vez más grandes a las que Lymsa hace frente, sin que por ello haya dejado de atender la demanda de otros clientes que le encargan decenas de pequeñas y medianas construcciones todos los años, especialmente en la zona de Levante y en los alrededores de Yecla, donde también se encuentras sus oficinas. A día de hoy, Lymsa tiene capacidad para producir hasta 1.500 toneladas de acero al mes para las obras que desarrolla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos