Arcelor se plantea aplicar un ERTE en su planta asturiana por el recorte de su producción

Factoría de ArcelorMittal en Gijón. /
Factoría de ArcelorMittal en Gijón.

La compañía reducirá en 700.000 toneladas la producción de acero en esa instalación, y tres millones en toda Europa

R. C.

El mayor grupo siderúrgico del mundo, ArcelorMittal, anunció este lunes que reducirá temporalmente su producción de acero en Europa en tres millones de toneladas, lo que incluye un descenso de 700.000 toneladas en su planta de Asturias. Esta decisión podría conllevar la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en la plantilla de esa instalación.

Desde la compañía admiten que «la difícil decisión de reducir temporalmente nuestra producción primaria de acero plano en Europa no se ha tomado a la ligera». Su consejero delegado, Geert van Poelvoorde, afirmó que entienden «el impacto que tiene esta decisión en los empleados y las comunidades locales, y trabajaremos para garantizar que se cuenta con medidas sociales para apoyarles en este periodo».

La firma atribuyó la bajada en Asturias a unos costes de la electricidad «muy altos» en España y a que el mercado hace frente a un incremento «sin precedentes» de las importaciones procedentes de fuera de la Unión Europea. Además, la caída será de 1,5 millones de toneladas en la planta de Cracovia (Polonia) y de un millón de toneladas en Italia. La producción total de acero de ArcelorMitttal durante 2018 en Europa alcanzó los 44,6 millones de toneladas.

La compañía está trabajando para que se refuercen las salvaguardas de la Unión Europea con el objetivo de «evitar un mayor incremento de las importaciones como resultado de una sobreproducción global continuada y una economía debilitada en países vecinos, incluido Turquía».