El precio de la vivienda nueva aumenta un 2% en la Región

El precio de la vivienda nueva aumenta un 2% en la Región
LV

Un ciudadano medio necesita 4,9 años de sueldo íntegro para acceder a una vivienda de tipo medio

LA VERDAD

El precio de la vivienda nueva en la Región aumenta un 2%, según un estudio de mercado de vivienda en el sudeste peninsular que realizó la Sociedad de Tasación, pero se mantiene por debajo de la media nacional, situada en un 5,1%.

El informe reveló que el índice de confianza inmobiliario aumentó en las tres comunidades analizadas, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Andalucía, durante el segundo trimestre de 2019 respecto al primer trimestre del año, que pasa de 54,3 a 54,9 en nuestra comunidad. La media nacional, en cambio, disminuye al pasar de 55,9 a 55,8 puntos.

En cuanto a los índices de esfuerzo inmobiliario y de accesibilidad a la vivienda, las comunidades autónomas de la zona tienen comportamientos similares, con variaciones no muy significativas. Según el análisis de Sociedad de Tasación, en el caso murciano se necesitan hasta 4,9 años de sueldo íntegro para la compra de una vivienda de tipo medio en julio de 2019, registrando el esfuerzo inmobiliario más bajo de las comunidades analizadas, y permanecen por debajo de la media nacional, situada en 7,3 años. Presentan, además, unos índices de accesibilidad a la vivienda por encima de la media nacional.

El análisis sobre el precio de la vivienda nueva en estas tres regiones de España refleja que los precios subieron en todas las comunidades que conforman esta zona de estudio. La Región se sitúa en un precio medio de 1.238 €/m2. En cuanto a la previsión urbanística, la Región de Murcia sigue sin absorber las importantes bolsas de suelo vacante en stock, que continúan sin aparente evolución, con un mercado del que parece que sólo sigue tirando la inversión extranjera, y que se encuentra aparentemente lastrado con los problemas derivados de la identificación de zonas inundables en tradicionales zonas turísticas (principalmente Los Alcázares) y por la polémica surgida con los vertidos y la calidad de las aguas del Mar Menor. El stock y la baja actividad sigue siendo la tónica predominante, de la que, aparentemente, sólo sigue escapando la capital, Murcia, donde parece que sí hay algo más de dinamismo.