El Gobierno regional ayuda a crear 2.000 empleos 'verdes' con la economía circular

Murcia

EFQ. La Comunidad ha puesto en marcha la Estrategia de Economía Circular de la Región, que cuenta con un total de 51 medidas, estructuradas en ocho ejes de actuación que suman una inversión total de 510,4 millones de euros entre este año y 2025 y que podría generar de manera directa cerca de 2.000 empleos 'verdes' y mantener otros 21.000.

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, asegura que «esta estrategia es la hoja de ruta a seguir para separar el actual modelo de economía lineal, que consiste en producir, usar y tirar, a un modelo más eficiente, competitivo y respetuoso con el medio ambiente, además de generados de empleo. Nuestras empresas ya están apostando por la economía circular y GW Group es un claro ejemplo».

Los cinco pilares básicos de la estrategia pasan por la producción, el consumo, la gestión de residuos, el paso de los residuos a los recursos y actuaciones prioritarias en el ámbito de los plásticos, los alimentos, la construcción y la biomasa. En total se contemplan ocho ejes de actuación en los que se integran las 51 medidas concretas de esta estrategia.

La Comunidad invertirá 510 millones de euros hasta 2020

El primer eje es el relativo a la producción sostenible, que cuenta con 13 actuaciones a las que se destinarán 172,7 millones de euros. Contempla, por ejemplo, la creación de un plan de apoyo a emprendedores en materia de economía circular, con un presupuesto de 3,5 millones de euros y que beneficiará a 175 proyectos empresariales.

El segundo eje, sobre consumo sostenible, cuenta con 8 medidas que suman 16,2 millones de euros. Incluye, por ejemplo, medidas de eficiencia energética en familias e instituciones con 10,4 millones de euros; o el programa de lucha contra el desperdicio alimentario con casi dos millones de euros. En cuento al tercer eje, tiene que ver con la gestión de residuos, que contiene 7 acciones y un presupuesto de 29,7 millones de euros. En este ámbito, por ejemplo, se incluye el impulso al plan de residuos de la Región que contará con 17 millones de euros.

El cuarto eje está relacionado con las materias primas secundarias, y cuenta con 4 actuaciones y 19 millones de euros. Más concretamente, el Gobierno de regional trabaja en la creación de 'ecopolígonos' industriales en los que se minimicen los residuos generados de manera global entre las diferentes industrias mediante la reutilización local de residuos desechados, que contará con 15 millones de euros.

El quinto eje es el uso eficiente del agua, donde se integran 5 acciones que suman 205,3 millones de euros, es decir, el 40 por ciento del total del presupuesto. En este ámbito, la Comunidad va a desarrollar programas de mejora de los sistemas de riego y reutilización de aguas depuradas (87 millones de euros); y otro tipo de medidas vinculadas con la mejora del saneamiento o del funcionamiento de las estaciones de depuración.

El sexto eje consiste en el fomento de la I+D+i, con tres iniciativas a las que se destinarán 46,6 millones de euros. Las acciones están vinculadas a programas de I+D+i en el ámbito de la ecoinnovación sistémica o desarrollo de proyectos piloto de ecoinnovación en las empresas, con un presupuesto de 17,5 millones de euros y que beneficiará a 200 empresas.

El séptimo eje es el conocimiento, sensibilización y participación, con 7 medidas y 2,1 millones de euros. El Gobierno regional se va a volcar en la sensibilización ciudadana y en promover y actuar también en el ámbito educativo, tanto en Primaria como en Secundaria, con campañas concretas de fomento del uso responsable de los recursos.

En último lugar, el octavo eje consiste en el fomento del empleo y capacitación, ámbito en el que se enmarcan un total de 4 actuaciones que alcanzan los 15,4 millones de euros. Celdrán concluye que «esta Estrategia está totalmente alineada con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU» y permite al Gobierno regional seguir avanzando en sus cuatro pilares básicos de desarrollo y de generación de empleo: la simplificación de la administración, la libertad económico mediante la bajada de impuestos, la competitividad de las empresas y la conversión de los retos como es la economía circular o el cambio climático en oportunidades.