La ganadería murciana se vuelca en la cría de terneros

Un ternero de raza murciano-levantina, en una granja de Los Dolores. / NACHO GARCÍA
Un ternero de raza murciano-levantina, en una granja de Los Dolores. / NACHO GARCÍA

Ya es la cuarta provincia en producción y la mayor región exportadora del país, con una cabaña que supera las 94.000 reses

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ

La ganadería murciana muge con fuerza en el Levante y en el extranjero. Un total de 348 cebaderos criarán este año más de 94.000 terneros (+27%), de acuerdo con las previsiones del Ministerio de Agricultura. Es una de las cabañas provinciales más grandes de España, solo superada por las de Lérida, Toledo y Huesca, indica dicho departamento. Sus principales destinos son los mataderos de la Región, de la Comunidad Valenciana y de Castilla-La Mancha. Además, un tercio de las reses son expedidas vivas hacia puertos del Magreb y del Mediterráneo Oriental, lo que convierte a Murcia en la mayor comunidad exportadora de ganado bovino de España

La Región encajó bien la crisis de las 'vacas locas' -al agilizar la eliminación de riesgos- y en la presente década ha incrementado la cría de terneros en un 30%. A favor suyo juegan tres factores. Por un lado, la densa infraestructura de producción y distribución de piensos, con 126 fábricas capaces de producir 1.223.407 toneladas anuales, según estimaciones de la Consejería de Agricultura. Por otro, el puerto de Cartagena, el mejor adaptado de España para embarcar ganado. El tercer factor es la emergencia de clases medias al sur y este de la cuenca mediterránea con ganas de 'europeizar' su dieta.

CUATRO REFERENCIAS

94.138 terneros cebados
para sacrificio y exportación había a comienzos de año, a los que se suman 8.272 vacas para leche y 3.449 nodrizas.
348 cebaderos tiene la Región
, según el Ministerio de Agricultura; figuran entre los más grandes del país.
151 millones de euros
facturaron los exportadores murcianos de reses vivas en 2018, de acuerdo con los datos del Icex. Este año las ventas han crecido más de un 8%.
63,7 millones de litros
de leche de vaca se comercializaron desde la Región durante el pasado ejercicio.

Los cebaderos murcianos se nutren de terneros de menos de un año nacidos en granjas de la cornisa cantábrica y de Andalucía. También de Francia, Alemania e Irlanda, aunque en menor medida. Más del 80% de los ejemplares son machos. Hay amplia gama de razas: frisona, limusina, montbeliard, charolesa, asturiana de los valles, blanca belga, salers, aubranc y angus. También existen iniciativas para recuperar la autóctona, la murciano-levantina.

Las explotaciones de la Región son más grandes que las habituales en el resto de España, con una capacidad media para 225 cabezas al año, el doble que la nacional (103 de promedio). Solo Toledo y La Rioja la superan, con 250 ejemplares. Al menos 65 cebaderos murcianos crían más de medio millar de reses cada uno.

Consumo interior y exterior

La demanda de carne de ternera ha crecido de forma sustancial entre los murcianos, desde las 14.400 toneladas anuales de principios de esta década se han alcanzado las 24.200, un incremento del 68% (solo en el año pasado fue del 15,5%). Con la carne demandada en la Región se podrían llenar 1.100 tráilers frigoríficos.

Por otro lado, casi treinta de cada cien terneros son enviados a la Comunidad Valenciana para su sacrificio. La demanda se dispara en verano con la afluencia de turistas. Otras cinco de cada cien cabezas son vendidas a industrias cárnicas de Castilla-La Mancha.

Pero la mayor parte se lo lleva el extranjero, con un tercio de los terneros cebados. Los mayores clientes son, por este orden, Libia, Líbano, Turquía, Argelia y Marruecos, que el año pasado proporcionaron 151 millones de euros (+26,6%), según el Instituto de Comercio Exterior (Icex), casi la mitad de toda la facturación nacional. Detrás de Murcia siguieron a gran distancia Cataluña (93,6 millones) y Aragón (66,6 millones).

Los ingresos de los exportadores de ganado bovino entre enero y mayo de este año sumaron 53,6 millones de euros, un 8,3% más que en el mismo periodo de 2018. En cuanto a canales refrigeradas y congeladas, la facturación fue de 6,1 millones, con un espectacular crecimiento del 142%. En este caso, Argelia y Portugal son los principales clientes.

Para el presente ejercicio se espera una excelente producción. Enero es el mes en el que más ternerillos llegan a Murcia para su cría. En ese momento había estabuladas 94.138 cabezas destinadas al cebado para sacrificio o venta en vivo, según el Ministerio. A ellas se sumaban 8.272 vacas frisonas en granjas lácteas y 3.449 nodrizas. En total, 105.859 reses.

Leche

De ser una actividad ganadera casi marginal, el aforo de leche de vaca supera ya al de Madrid, La Rioja y Extremadura y se acerca al de la Comunidad Valenciana. El desmantelamiento de las cuotas impulsó la actividad de las 23 granjas lácteas que subsistían en la Región, incrementando su capacidad. Su ritmo de producción (entre cuatro y cinco millones de litros al mes, con picos de seis millones) puede llenar al año más de 2.000 camiones cisterna de cinco ejes. El año pasado ascendió a 63.718.000 litros (+5,3%), más del doble que hace una década.

Las empresas lácteas ya no prefieren adquirir leche de vaca donde hay grandes volúmenes disponibles (Galicia, Castilla y León, Asturias y Cantabria), sino donde resulta más barata su recogida y transporte. La cercanía de las granjas murcianas respecto a las zonas turísticas del Mediterráneo y las queserías manchegas, así como la creciente industria repostera de la Región, son sus bazas.