La exportación murciana de pescado logra el mejor resultado de su historia

Atunes extraídos de una granja marina del Grupo Fuentes en El Gorguel. / JM Rodríguez / AGM
Atunes extraídos de una granja marina del Grupo Fuentes en El Gorguel. / JM Rodríguez / AGM

La facturación sumó 62 millones durante el primer cuatrimestre tras haber triplicado Japón sus pedidos de atún rojo

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ

Los frutos del mar vuelven a pisar fuerte en la economía regional. Murcia ya es la cuarta provincia en su exportación, solo superada por Pontevedra, La Coruña y Barcelona, tras desplazar este año a Vizcaya y Cádiz. Un total de 49 empresas expidieron entre enero y abril 6.322.000 kilos de pescados, mariscos, conservas y salazones, que proporcionaron 62.257.110 euros, un 12,4% más respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se batió el récord, con casi 170 millones.

El producto estrella son los filetes de atún, que aportaron 32,3 millones de euros durante el primer cuatrimestre, con un aumento de nada menos que del 62%, de acuerdo con los datos del Instituto de Comercio Exterior. A ellos se suman lubinas y doradas, que se mantienen en torno a los 8 millones de euros, seguidas por el pulpo, con 4,5 millones (+131%). Los atunes enteros suponen 2,6 millones (+88%). Las conservas y salazones se han disparado (+31,6%), pero aún representan relativamente poco, con 2,6 millones.

REFERENCIAS

6.322
toneladas fueron vendidas al extranjero entre enero y abril, la mayor parte eran atún, lubina, dorada, pulpo, conservas y salazones.
49
empresas murcianas exportan regularmente pescados, mariscos, moluscos y transformados.
169,7 millones de euros
ingresó la industria pesquera de la Región durante el año pasado en el mercado exterior. Fue una cifra récord.

Productos que empiezan a despuntar son el pescado troceado y congelado, con 4,1 millones (+75,3%) y los filetes de pez espada, con 1,2 millones (+82%). La novedad de este año son los camarones, que han proporcionado un millón de euros. El resto de marisco, en cambio, baja a los 2,7 millones (-40%), al igual que los calamares, con 1,4 millones (-19,6%) y las almejas, con 1,3 millones (-72,8%). Boquerones, caballas y escualos también están de capa caída.

Lubina, dorada y pulpo son especies apreciadas en el extranjero, y también empiezan a serlo las salazones

Japón es El Dorado de las piscifactorías. Su demanda de atún rojo se ha triplicado este año y supone un tercio de las ventas murcianas. Le sigue de cerca Italia, con el 30%. Más atrás están Corea del Sur y Portugal, con el 10% cada uno. Francia se mantiene con el 6%. Caben destacar los crecientes pedidos de Estados Unidos, Bélgica, Holanda y Reino Unido.

El doble en cinco años

La exportación de pescado y marisco es una de las actividades económicas que más crecimiento ha experimentado desde la crisis. De los 51.185.968 euros ingresados en 2009 se pasó al récord de los 169.766.789 euros del pasado ejercicio. El 'estirón' se materializó en los últimos cinco años, durante los cuales se duplicó el ritmo de ventas. La actual marca será batida este año, puesto que ya se ha facturado el 36,6% de esa cantidad entre enero y abril, cubriendo el retroceso sufrido por mariscos y moluscos.

Murcia ya es la tercera provincia en ventas al exterior, tras desbancar este año a Vizcaya y Cádiz

La Región de Murcia es un referente en la acuicultura nacional, con una ratio de 57,5 toneladas por kilómetro de costa. Además, es la primera comunidad en la cría de atún rojo y de lubina, y la segunda en producción total.

Durante el pasado año las granjas marinas proporcionaron 15.683.000 kilos de pescado en sus instalaciones (1.360.000 más que en 2017), lo que supuso unos ingresos de 120.144.400 euros (+6%), tanto en el mercado interior como en el exterior, según los datos del Gobierno regional.

Italia, Corea del Sur y Portugal destacan como grandes clientes de los exportadores, aparte del país nipón

El litoral murciano cuenta con un total de doce instalaciones operativas. Una se ubica en Águilas, siete en el polígono acuícola de San Pedro del Pinatar y cuatro en El Gorguel, en Cartagena. En tierra se encuentra una planta de producción de alevines situada en Águilas. Entre todas proporcionan trabajo a más de un millar de especialistas: biólogos, pescadores, submarinistas, etcétera.

En 2018 destacó la producción de lubina, con 7.670.000 kilos, seguida por la de dorada, con 4.494.000 kilos, y la de atún rojo, con 3.519.000 kilos. La exportación de estas tres especies reportó casi 100 millones de euros durante ese ejercicio. Este año, ya se iba por los 40 millones en abril.

La flota

¿Y los pesqueros? Murcia cuenta con 170 barcos, según la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca. Del total, 125 son de artes menores; 22 son arrastreros y 19, de cerco. A ellos se suman 4 palangreros de superficie. Un total de 523 pescadores trabajan en todos ellos.

Las cofradías de Cartagena, Mazarrón, Águilas y San Pedro del Pinatar aportan una reducida parte a la producción de la industria pesquera regional. Así, el año pasado desembarcaron 4.782.600 kilos, un 36% menos (el mayor volumen se dio en 2001, con 7.672.900 kilos). Al menos, los precios compensaron el bajón y proporcionaron 16.462.000 euros, solo un 7,4% menos que en 2017.

Las cosas parecen mejorar este año. La descarga en el puerto de Cartagena aumentó un 13,82% entre enero y mayo en relación con el mismo periodo de 2018 (205.544 kilos frente a 180.586). La facturación creció un 28,2%. En Mazarrón, los incrementos en la captura de alacha permitieron pasar de 426.803 kilos a 1.300.607. En Águilas, la subida fue del 37,67% en descargas y del 27,31% en valor económico. Sin embargo, en San Pedro, hubo una caída del 20% en volumen y del 12,33% en ingresos, respectivamente.

A nivel regional, las capturas se dispararon un 69,3% durante los cinco primeros meses del año y los resultados económicos, un 6,66%, lo que revela «la salud de los caladeros de la Región», resaltan fuentes de la Consejería. Pero los mayores de ellos, con diferencia, se encuentran dentro de las granjas marinas.