Ucomur cumple 35 años con más de 21.000 asociados y liderando la creación de empleo

Juan Antonio Pedreño se dirige a los cooperativistas. / NACHO GARCÍA
Juan Antonio Pedreño se dirige a los cooperativistas. / NACHO GARCÍA

Las empresas de economía social, destacó su presidente, Juan Antonio Pedreño, han permitido contratar a mil mayores de 45 años

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

La economía social de la Región tiene razones, todas traducidas a cifras puras y duras, para exhibir músculo. La Región cerró 2018 como la segunda comunidad autónoma en crecimiento de empresas de economía social y como líder nacional en crecimiento del empleo en cooperativas. Concretamente un 4,1%, multiplicando por cuatro el incremento de la media nacional.

Las cifras fueron expuestas durante la Asamblea General de la Unión de Cooperativas de la Región de Murcia (Ucomur), que cumple 35 años y cuenta con más de 21.000 asociados, «generadoras de empleo de calidad y riqueza».

Más cifras para el optimismo: la Región, recordó el presidente de Ucomur antes de la asamblea, es la primera comunidad en creación de cooperativas en números relativos y la tercera en creación de empleo. El conjunto de la economía social agrupa a más de 25.000 personas. «Este año, en número brutos, han sido 4.200 los empleos creados que, de forma neta, al final han sido prácticamente mil. Las cooperativas han contribuido además a facilitar más de mil contratos a personas de más de 45 años que no son cooperativistas», solo con el compromiso de que «encuentren una mejor calidad de vida». El balance cualitativo, como el cuantitativo, también es satisfactorio para Pedreño, quien revalidó la apuesta de las cooperativas «por mejorar la calidad de vida de las personas ofreciendo empleo estable e indefinido». Este año, recordó, se han creado cooperativas en 26 de los 45 municipios de la Región, una cifra a tener en cuenta «cuando observamos que el 40% de los municipios en España están abandonados. Es muy importante que se cree empleo y empresas en todos los municipios, porque eso «ayuda a fijar la población, a mantener servicios, a mantener a las personas dentro de su territorio». Aunque crear una empresa de 300 trabajadores es importante, «lo es más crear 100 empresas de tres trabajadores, porque se diversifica mucho más» el empleo.

La implantación de planes de igualdad en las empresas cooperativas es uno de los objetivos estratégicos para las empresas de economía social, que, recordó el presidente de Ucomur, están «muy comprometidas» con un desarrollo sostenible y, sobre todo, con el futuro del trabajo.

Durante su intervención en la XXX asamblea general de Ucomur, en la que tomaron parte cuatrocientos asistentes -consejeros, directores generales, diputados, portavoces de partido, representantes de organizaciones, empresas, entidades bancarias...-, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, resaltó la «fuerza y capacidad» del cooperativismo, «su contribución al progreso regional, su implicación con los municipios y su compromiso con el desarrollo local porque, además, son empresas con alma como dice su presidente». Para el presidente, «son empresas cuya balanza de resultados siempre priorizan los puestos de trabajo a la cuenta de resultados final y al balance económico; son empresas que se involucran en el desarrollo social; son empresas de cohesión».