Las patatas Pijo se consolidan en el mercado regional y nacional

Las patatas Pijo se consolidan en el mercado regional y nacional

Cuenta con seis sabores que se distribuyen tanto en el pequeño comercio como en cadenas de supermercados y grandes superficies

EFQ. murcia

La marca murciana de patatas fritas Pijo ya es una más de la familia. Y es que sus seis sabores forman habitualmente parte de la cesta de la compra tanto de los murcianos como del resto de españoles. «Estamos presentes en todos los rincones de nuestra Región, tanto en el pequeño comercio como en cadenas de supermercados y en grandes superficies», explica el partner de la marca, Andrés Aráez, que apunta que «cadenas como Mercadona, Eroski, Consum, Supercor, Superdumbo o Spar alcanzan todo el país, pero seguimos ampliando los puntos de venta para mejorar el servicio a nuestro cliente final».

Pijo cuenta actualmente con una amplia gama de sabores en el mercado: clásicas, finas y crujientes al punto de sal; Limón&Pimienta, que recoge el espíritu del 'aperitivico' murciano; Pollo al Pimentón, de Murcia, suministrado por la familia Albarracín; Aceituna Negra, de exquisito estilo mediterráneo; Ajo Cabañil, una receta tradicional murciana perfectamente interpretada; y Mojo Canario, nacidas con el espíritu de la conocida salsa isleña.

MÁS INFORMACIÓN

Año de fundación:
2016.
Actividad:
Producción y comercialización de patatas fritas.
Marcas comerciales:
Pijo.
Localización:
Calle Río Mula, parc. 1-2. Pol. Ind. Marimingo, Bullas.
Contacto:
670 61 80 02
www
pijoquerico.es

«Desde que nacimos hace tres años nuestra trayectoria ha sido ascendente, lo que nos sirve de estímulo para seguir trabajando duro en el crecimiento de la marca», indica Aráez, que subraya el cariño que recibe del consumidor hacia el producto. «Muchos clientes me dicen que nuestras patatas les encantan y lo hacen con una sonrisa en la boca de oreja a oreja, y yo me siento muy feliz por ayudar a lograr esa sensación en otras personas», reconoce.

Pero las Pijo no solo son populares en España, sino que fuera de sus fronteras el consumidor también apuesta por ellas. Países como Francia, Polonia, Azerbaiyán, Marruecos, Mali, Chile, Dubai, Bangladesh, India, China, Indonesia o Australia son algunos de los puntos de planeta donde estas patatas murcianas están presentes. «En las ferias donde la hemos presentadola gente se sorprendía por su intenso sabor y al explicarles su procedencia les impresionaba todavía más», reconoce Aráez.

Un crecimiento el de las patatas Pijo que se ha cimentado además en dos ideas: por un lado, generar riqueza y fomentar empleo en la Región de Murcia; y, por otro, devolver a la sociedad una parte de lo que le da. El primer fin lo cumple contando en el proceso de producción principalmente con empresas murcianas, como Patatas Rubio, Pimentón La Estrella, Plásticos Romero, Saeco o Plasbel.

El segundo le lleva a realizar colaboraciones con distintas asociaciones murcianas, como Cruz Roja, Afadeca, Assido, la Fundación Jesús Abandonado, Abamur, Cáritas, Dismo o Cepaim. Además, mantiene una colaboración con el Consorcio de las Vías Verdes de la Región de Murcia para donar árboles para reforestar el recorrido de la del Noroeste.

Sabor flamenco

La familia de las patatas Pijo sigue creciendo. Tras alcanzar el éxito y la estabilidad en el sector nacional, la marca ha decidido abordar otro nicho del mercado internacional del que ya tiene con su imagen de toda la vida. Para ello ha lanzado Flamencas Snacks, línea que condensa el carácter más español y que ofrece seis variedades de gustos novedosos, potentes y poderosos en el paladar: corte fino, corte extra gruesas, trufa negra, jamón serrano, olivas negras y paprika.

Unas patatas que presentan un llamativo packaging, con una apariencia de lo más española. Y es que una flamenca ilustra las bolsas de estas chips que además tienen la sensibilidad añadida de ser aptas para un gran grupo de consumidores que tienen problemas a la hora de degustar estos snacks: los celíacos.

«Actualmente esta línea, que ya se ha abierto camino en Europa y Asia, se comercializa solo fuera de las fronteras españolas», informa Aráez, que señala que estas patatas ya han visitado ferias internacionales como el Salón Gourmets de Madrid, la Seoul Food& Hotel (SFH) en Corea del Sur o The Summer Fancy Food Show en Nueva York.

Más