La hostelería y el turismo, unión de conveniencia y prosperidad

Bares, cafeterías y restaurantes se esfuerzan por convertirse en lugares ideales de encuentro. Freepik/
Bares, cafeterías y restaurantes se esfuerzan por convertirse en lugares ideales de encuentro. Freepik

Ambos sectores experimentan un ritmo creciente y firme, y contribuyen con su buen hacer a la economía regional

L.MARTÍN.murcia

No se entiende la Región de Murcia sin la hostelería y el turismo, pues ambos sectores son imprescindibles para su prosperidad y desarrollo económico. Ocupan en torno a 53.000 trabajos anuales y son 8.000 empresas las que trabajan en este ámbito de actividad en la Comunidad Autónoma.

En concreto, el sector de la hostelería aporta al PIB regional en torno al 11,5%, aunque para este año 2019 se espera que alcance el objetivo del 12%. Y es que no deja de buscar nuevas fórmulas y avanzar con el fin de dignificar la profesión y contribuir a la empleabilidad y al desarrollo empresarial en este ámbito en la Región.

Reforzar este sector es uno de los objetivos recogidos dentro del Plan Estratégico de Turismo 2015-2019, que en estos últimos cuatro años se ha estado desarrollando desde la Comunidad Autónoma con el fin de promover estrategias, fruto del consenso y esfuerzo conjunto con empresarios y organismos públicos, con actuaciones que también han incluido otros ámbitos como el patrimonio, la cultura, las infraestructuras o la gastronomía. Entre las metas se encuentra la reducción de la estacionalidad turística y la mejora de la percepción de la imagen del destino a través de una promoción segmentada por productos y mercados, así como la creación de más empleo de calidad y de una mayor dinamización económica y social.

El principal valor de esta zona es el sol y playa, que atrae al 53,2% de los turistas. Y en torno a estas zonas, hoteles, campins, restaurantes, bares, cafeterías, pubs con música y discotecas se despliegan para ofrecer los mejores servicios a los turistas y locales.

Este Plan Estratégico también ha dividido las acciones en productos turísticos, entre ellos el turismo gastronómico. El fin ha sido utilizar la innovación gastronómica como uno de los elementos principales del posicionamiento de la marca Región de Murcia y la transmisión de valores positivos, y que este producto gastronómico sea el complemento perfecto para el resto de segmentos turísticos, ya sea en costa, ciudades o interior. Además, se pretende conseguir un mayor número de establecimientos con reconocimientos o sello gastronómico, lo que favorece la percepción del destino y la difusión mediática.

También se incluye el enoturismo, ya que la Región de Murcia el único destino con tres denominaciones de origen certificadas por Acevin. Descubrir las zonas vitivinícolas de la Región, rutas del vino y visitas guiadas atrae a púbicos con un poder adquisitivo medio-alto. Además, esto ha favorecido a la incorporación de alojamientos con encanto para este tipo de escapadas.

En el caso del turismo de camping, se contribuye a la desestacionalizazción de esta ocupación, ya que registra un buen grado en meses de invierno, aunque en exclusiva de extranjeros. Se ha trabajado durante estos años en la innovación y búsqueda de líneas de financiación para la mejora de equipamientos e infraestructuras wifi.

Todo turista que acuda a la Región de Murcia no solo se quedará embelesado con sus playas, parajes naturales o patrimonio; también lo hará de la cocina mediterránea que en esta zona se trabaja. Excelentes vegetales de la huerta, buena oferta de carnes y los preciados tesoros del mar, así como el auge de los salazones y conservas de pescado, entre muchos otros, hacen de la gastronomía local una riqueza añadida a través de sus sabores.

Quienes se encargan de sacarle partido a las bondades de las materias primas y la tierra son los establecimientos hosteleros y cada uno de los actores que forman parte de la restauración. Su meta no es solo conseguir las materias primas de mayor calidad y frescura, sino saber cocinarlas de manera adecuada, presentarlas para que sea atractiva a la vista y que la textura de sus bocados culmine con la excelencia. Vinos y cervezas 'made in Murcia' maridan a la perfección con cada una de las recetas que se proponen para cautivar todo tipo de paladares.

Se trata de un sector sometido a constante cambio e innovación, ya que debe satisfacer los gustos cambiantes de sus consumidores y cubrir sus necesidades de forma óptima. Y si algo caracteriza a los empresarios de este sector y el resto de agentes que interviene, es su capacidad para adelantarse a estas demandas y salir airosos de los retos que se presentan.

Más allá de conseguir una elaborada carta, la presentación y el entorno del establecimiento ocupan un papel principal. Hay locales que optan por tematizar sus instalaciones, y otros que invierten en modernización para aportar un mayor confort. De un modo u otro, la finalidad es que el consumidor se sienta en sintonía con el lugar, para que el proceso de degustación se haga en armonía. La presentación de los platos o la decoración han adquirido cada vez más importancia.

Hay dos grandes retos en la actualidad del sector. En primer lugar está el problema de la estacionalización, ya que la actividad turística y hostelera tiene su auge en los meses de primavera-verano. En torno a las zonas de playa, las más turísticas en estas fechas, se despliegan resorts, hoteles y chiringuitos que potencian el mantenerse durante el resto del año y que la afluencia de turistas sea continua durante los doce meses. El alargamiento de la temporada turística es una necesidad también recogida en el Plan Estratégico de la Carm.

Por otro lado está la falta de profesionalización del sector, ya que esta actividad requiere de empleados cualificados que contribuyan a dignificar la profesión, evitar el menosprecio y conseguir así que las remuneraciones sean más altas.

Y cada vez son más las acciones destinadas a este fin. El pasado mes de junio 250 desempleados obtuvieron la titulación oficial (certificados de profesionalidad y diplomas) de hostelería y turismo con los cursos de larga duración del Centro de Cualificación Turística. Estos han estado enfocados a Operaciones básicas de restaurante y bar; Sumillería; Servicios de restaurante; Jefe de rango; Jefe de sector; Operaciones básicas de cocina; Repostería; Cocina; Dirección y producción en cocina; Alojamiento Rural, y Recepción de alojamientos.

La finalidad es poder insertarles en el mercado laboral y, según los datos, ocho de cada diez lo consiguen. Este curso, subvencionado por el SEF, mostró el compromiso por la formación como palanca de empleo.

Al igual que otros sectores, la hostelería y el turismo buscan agruparse en la Región para defender sus intereses, negociar normativas, trazar planes en común y convenios, dando solución a los problemas que afectan a este ámbito de actividad. La más representativa es la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), que aglutina al resto de formaciones regionales y que atiende cualquier problema o consulta de los empresarios para favorecer su tranquilidad y su trabajo.

Se incluyen dentro de Hostemur: Asociación de Restaurantes de la Región de Murcia; Asociación de Hoteles de la Región de Murcia; Asociación de Bares, Cafeterías y Afines de la Región de Murcia; Asociación de Pubs y Cafeterías de la Región de Murcia; Asociación de Discotecas de la Región de Murcia; Asociación de Catering de la Región de Murcia y Asociación Murciana de Campings; así como asociaciones locales como Hosteaguilas, Hostelor, Hostpa, Hostetur, Asemhos, Agrupacion de Hoteles de Cartagena y Ashomur, Hostelor, HosteÁguilas, Hostecar y Hostemur

El poder hace la fuerza. Y este sector ha sabido cómo aunar esfuerzos para avanzar a favor de un bien común y que un sector tan vivo y e importante en la Región siga creciendo a pasos firmes. Y mañana, día de Santa Marta, patrona de los hosteleros, es el día de recalcar la la importancia real del oficio y la dedicación de sus profesionales, que trabajan día a día para satisfacer a sus clientes.

Datos optimistas

En el mes de mayo, los afiliados en el sector de hostelería y agencias de viajes en la Región crecieron un 7,4%, situándose como la comunidad en la que más creció el empleo turístico durante este mes, superando en más de tres puntos el registro de la media nacional. El conjunto de estas actividades dio empleo a finales de mayo a 44.293 trabajadores en la Región, un incremento que se traduce en 3.056 nuevas afiliaciones respecto al inicio de la campaña de verano del año anterior.

Por otro lado, en datos de la Carm, la afiliación en la Región durante los cinco primeros meses de este año en hostelería y agencias de viajes fue de 41.315 trabajadores en valor medio, lo que representa un crecimiento del 3,3% interanual.