Zamora Company cerró 2018 con una facturación récord de 196 millones, tras crecer un 16%

Una operaria, en la fábrica de Grupo Zamora de Cartagena. /Antonio Gil / AGM
Una operaria, en la fábrica de Grupo Zamora de Cartagena. / Antonio Gil / AGM

La compañía familiar cartagenera, propietaria de Licor 43 y Bodegas Ramón Bilbao, prevé para este ejercicio unas ventas de 215 millones de euros

LA VERDAD

Zamora Company, la empresa familiar cartagenera propietaria de marcas como Licor 43, Bodegas Ramón Bilbao, Sangría Lolea o Martin Miller's, cerró el ejercicio 2018 con unas ventas récord de 196 millones de euros, lo que supone un incremento del 16% respecto al ejercicio anterior.

En un comunicado, la compañía anunció que acumula un crecimiento del 45% en los últimos cinco años y prevé que sus ventas se sitúen en 215 millones de euros en 2019 y en 238 millones de euros en 2020. «Estimamos seguir creciendo a doble dígito como mínimo en los próximos tres años», precisó su director general, Emilio Restoy Cabrera.

«Somos una empresa familiar para lo bueno y lo malo. Nuestras marcas son el alma de nuestra compañía y nuestro portafolio es nuestro ADN. Creamos y entramos en nichos más pequeños 'premium', de gran valor añadido y donde podamos ser relevantes», añadió.

Todas las marcas de Zamora Company crecieron en 2018, mientras que sus referencias clave como Licor 43 (10%), Ramón Bilbao (12,3%), Martin Millers y Lolea lo hicieron a doble dígito y suponen más del 70% de la rentabilidad de la compañía.

«Tenemos que potenciar el crecimiento de estas marcas claves para la firma. Nuestro objetivo en dos años es cimentar su crecimiento y pontenciarlo. Tenemos las marcas adecuadas en los nichos de mercado en los que queremos estar», subrayó el director general.

Cifras de futuro

215
millones de euros en la previsión de ventas para el ejercicio actual.
238
millones de euros es la previsión de ventas para 2018.

Restoy precisó que los vinos, que están creciendo «más rápido» que los espirituosos, suponen el 42% de sus ventas, mientras que los 'spirits' suponen el 58%. «España es el mercado más relevante, mientras que internacional está creciendo rápidamente», indicó.

Más presencia internacional

Sin embargo, el director general abogó por impulsar su presencia internacional de cara a los próximos años, ya que el pasado ejercicio el 43,5% de las ventas ya proceden del exterior. «El objetivo es crecer y que la mayor parte de nuestro resultado proceda ya de fuera de España. Queremos que internacional sea más grande que España, mientras que el mercado nacional está creciendo por encima del mercado, ya que llevamos siete años ganando cuota», precisó.

Restoy indicó que la apuesta por mercados internacionales también se debe al estancamiento del sector a nivel nacional. «El mercado de espirituosos y del vino en España está en los últimos 18-24 meses estancado a la baja y se prevé otros dos años de estancamiento. La incertidumbre de los últimos meses ha producido una ralentización», avisó.