Estrella de Levante, hacia un modelo de negocio responsable

La calidad es una máxima para la marca. E. L. /
La calidad es una máxima para la marca. E. L.

EFQ.murcia

El crecimiento de las empresas no solo se mide por el valor económico, sino que a este hay que sumarle otros factores, pilares fundamentales que contribuyen a crear un modelo de negocio ejemplar. Estrella de Levante fabrica cerveza desde hace más de 50 años, reduciendo el impacto medio ambiental en todos los procesos gracias a iniciativas y proyectos que contribuyan a un modelo de gestión de negocio responsable.

Con el paso de los años, la sociedad está más concienciada y sensibilizada sobre el impacto del medio ambiente. Existe la exigencia por parte del consumidor de entender y querer conocer que hay detrás de cada producto, cómo se fábrica, qué proceso utilizan, el impacto que genera, etc. La sociedad reclama transparencia a las empresas y se interesa por los procesos de fabricación, el reciclaje, la reutilización de materias primas o materiales, el ahorro energético, ya que hay una necesidad por saber en qué medida la empresa está comprometida con el medio ambiente. De esta forma, las compañías tienen que ser capaces de responder a las exigencias de los consumidores y generar un impacto real y medible.

El esfuerzo y la implicación de Estrella de Levante con la sostenibilidad y el medio ambiente son constantes. Con un modelo ecoeficiente, aprovechando todos los recursos, contribuye a una menor creación de basura y polución. Una lucha que sitúa a la cervecera como una de las empresas de la Región más eficientes y comprometidas con la sociedad y el ecosistema. Así, la compañía va un paso más allá y participa en distintas actividades como la recogida de basura en el litoral de Águilas, la plantación de árboles en varias zonas de la Región, como Fortuna o Abanilla junto al río Chícamo.

La marca apuesta por reutilizar el papel, cartón, plástico y bagazo

Reducir, reutilizar y reciclar es la guía que marca la trayectoria de Estrella de Levante en todo su proceso de elaboración de cerveza. La empresa ha logrado reducir hasta un 60% el consumo de agua en la última década y ha sido pionera en calcular su huella hídrica. De la misma manera, se ha logrado reducir un 65% el gasto de gas y un 35% gasto en electricidad. Además, toda la energía que se compra es renovable y permite reducir un 53% las emisiones de CO2.

Otro factor importante en la fabricación de cerveza es que se producen 26.000 toneladas anuales de bagazo, un subproducto orgánico fruto de la cocción de la malta y el arroz, que son reutilizados al 100% para alimentación animal. También se reutilizan materiales como el papel o el cartón de las oficinas y envases, así como el plástico de palés y cajas retornables.

A finales de 2018, la cervecera puso en funcionamiento una instalación de placas solares, con una potencia de 250 kW (el kilovatio pico es la máxima que genera un panel o conjunto de paneles en las horas máximas de insolación). De esta manera, se estima que su producción pueda alcanzar alrededor de los 374.900 kWh. Estas dimensiones convierten a la planta de Estrella Levante en la primera de la Región de Murcia en superar los 100kWp. Además, este año 2019 la está ampliando en otros 250 kw y así contar con más de 650kW en régimen de autoconsumo.

Estrella de Levante ha creado, junto con la Universidad Politécnica de Cartagena y la Universidad de Murcia, una cátedra interuniversitaria para colaborar en I+D+i y formación de trabajadores y estudiantes. El objetivo de la cátedra es establecer una estructura permanente de colaboración entre la empresa y las universidades públicas de la Región que recoja actividades de investigación, transferencia, asistencia técnica, divulgación y formación en materia de medio ambiente, gastronomía, turismo científico, innovación.

En materia de seguridad laboral en el trabajo, la compañía ha obtenido el certificado de Seguridad y Salud en el Trabajo conforme a la norma ISO 45001, el primer estándar mundial en este ámbito. Este certificado se suma a los ya obtenidos de Gestión de calidad (ISO 9001), Gestión Ambiental (ISO 14001) y Gestión Energética (ISO 5001). Entre otras ventajas, el certificado conforme a ISO 45001 contribuye a disminuir la siniestralidad laboral y aumentar la productividad, lo que se traduce en beneficios económicos y sociales. Además, facilita el cumplimiento de las obligaciones legales y fomenta una cultura de salud y seguridad preventiva.

Más