Croem lanza una comisión para el comercio y la competitividad

Albarracín (4i) con los miembros de la nueva Comisión de Comercio y Competitividad de Croem. / LV
Albarracín (4i) con los miembros de la nueva Comisión de Comercio y Competitividad de Croem. / LV

Una de las aspiraciones del nuevo órgano empresarial es tratar de convertirse en la «voz única» del sector ante las administraciones

LA VERDADMURCIA

Fomentar la unión del comercio, la competitividad y poner en valor la aportación de esta actividad a la creación de riqueza y empleo en la Región. Estos son los tres grandes objetivos que se ha marcado la recién constituida Comisión de Comercio y Competitividad de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales (Croem), que en su arranque contó con la presencia del mismo presidente de la patronal murciana, José María Albarracín.

La citada comisión espera la constitución del nuevo Gobierno regional y de todas las corporaciones municipales para tratar todas las cuestiones que requieren su atención y que buscan que el comercio regional pueda ser más competitivo y sostenible, al tiempo que se beneficie de una regulación más rápida y sencilla para el desarrollo de los diferentes proyectos.

Punto de encuentro

La sede de Croem será punto de encuentro permanente de la comisión, que tiene como presidenta a Ana Belén Martínez, directora de Relaciones Externas de Mercadona. Junto a ella estarán José Ángel Díaz, en representación del colectivo empresarial de Cartagena, COEC; María del Mar Peñarrubia, secretaria general de la confederación empresarial lorquina, Ceclor; Pilar Corredor, de la Organización de Mujeres Empresarios y Profesionales (OMEP); Rafael Álvarez-Ossorio (El Corte Inglés); Antonio Navarro (Cash Europa-Súper Dumbo); Paloma Jáudenes (Pequeña Moma); y Francisco Sánchez (Francisco Aragón).

La nueva Comisión de Comercio y Competitividad, que tiene vocación regional -de ahí que se cree bajo el paraguas de Croem-, quiere fijar en los próximos meses una serie de reuniones para recoger las inquietudes y sensibilidad del sector en todo el ámbito autonómico, de manera que «se pueda aspirar a convertirse en voz única ante las administraciones públicas».