Bodegas Nall potencia el valor de los vinos de Murcia

Bodegas Nall potencia el valor de los vinos de Murcia

Busca la máxima calidad en productos de la tierra, con referencias de elaboración propia presentes tanto en la Región como a nivel nacional

LYDIA MARTÍN.Murcia

Los productos de Bodegas Nall tienen un claro objetivo en el mercado: apostar por la salud, la tierra y las personas, tres valores por los que trabajan día a día en un producto de máxima calidad. Enfocada a la elaboración y comercialización de vinos, la empresa plantea una visión vanguardista y actual de esta bebida, con producciones sostenibles, tradicionales, vendimiadas a mano y con el máximo cariño y amor por la materia prima.

En los últimos años, su saber hacer ha hecho que hayan triplicado la presencia tanto en la Región como a nivel nacional, consiguiendo el reconocimiento por parte de los clientes y creando nuevos proyectos tanto en vinos de autor con la marca Nall, como con su marca Kito con vinos de Jumilla y Murcia.

Respecto a los vinos Kito, la empresa ha notado un incremento notable de la demanda de estas referencias, debido a la gran aceptación del mercado. Elaborados en viñedos a 800 metros de altitud, con suelos calizos y arcillosos que aportan las condiciones ideales, se consiguen auténticos vinos D.O. Jumilla: Kito Monastrell, Kito Syrah, Kito Petit Verdot y Kito Sauvignon Blanc, provenientes de cepas con más de 30 años de edad.

Una de sus apuestas destacadas es Pekado Mortal, el resultado de la unión de Martín Padín -enólogo de Bodegas Nall, colaborador y asesor de los movimientos de la empresa en la creación y elaboración de los vinos- y Pablo Ibáñez. Pkm, nació en 2010, consiguiendo un año más tarde su primera añada. Desde entonces, bodegas Nall es colaborador y distribuidor en exclusiva para la Región y a nivel nacional como parte de su catálogo.

Sabor gourmet

Bodegas Nall elabora manualmente y de la forma más artesanal algunos de los mejores productos provenientes del mar y de la tierra; artículos gourmet que llevan la mejor calidad a la mesa. Entre estos está la auténtica anchoa primavera del Cantábrico, que elabora de la forma más artesanal, maceradas a mano, lomos largos y carnosos, con una baja concentración en sal y muy limpios y sin espinas.

También elaboran sardinas ahumadas -unas sardinas de gran tamaño procedentes del mar Cantábrico, ahumadas con maderas nobles a baja temperatura- o aceite virgen extra, elaborado por métodos puramente artesanales realizados a las tres horas de la recogida manual de la oliva del tipo Picual y Arbequina, siendo rico en ácido oleico y baja acidez y peróxidos.

Todos estos productos delicatesen están trabajados desde el cariño que una familia enamorada de su trabajo es capaz de realizar, con valores artesanales y manuales que tienen como resultado la máxima calidad posible.