Aramco se erige en la firma extranjera más poderosa de Murcia tras comprar Sabic

Instalaciones de una de las fábricas de policarbonatos de Sabic en La Aljorra./Martínez Bueso
Instalaciones de una de las fábricas de policarbonatos de Sabic en La Aljorra. / Martínez Bueso

La compañía saudí ya era la mayor proveedora de crudo de la industria petroquímica regional antes de entrar en su sector de plásticos

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ

Aramco. Quédense con ese nombre. Será la compañía extranjera más potente de la Región. La petrolera saudí destacaba hasta ahora por ser la mayor abastecedora de crudo del complejo industrial de Escombreras. La semana pasada se hizo con el control del buque insignia del 'polo químico' regional, tras adquirir el 70% del capital de la multinacional de plásticos Sabic, asentada en la diputación cartagenera de La Aljorra.

El matrimonio Aramco-Sabic es realmente endogámico. Son las dos mayores empresas de Arabia Saudí y ambas son estatales. El importe de la operación de compra (61.346 millones de euros, según Europa Press) irá a parar al fondo soberano PIF, que hasta ahora era el principal accionista de Sabic, con el 70% del capital (el 30% restante cotiza en Bolsa). La operación ha sido pilotada por el propio príncipe heredero, Mohamed bin Salman, que pretende destinar ese dinero a financiar su plan de diversificación de la economía del país, llamado 'Saudi Vision 2030'.

La petrolera árabe es la compañía que más factura a la Región. El año pasado proporcionó 3.848.262 toneladas de crudo a Escombreras, un 25,4% más que en el ejercicio anterior, según el Instituto de Comercio Exterior (Icex). Es un volumen con el que se pueden llenar 25 petroleros de la clase Suezmax y que se tradujo en la facturación de 1.699 millones de euros, lo que supuso un incremento del 60% respecto a 2017 (para hacerse una idea, es más del doble de lo que obtiene el sector regional de bebidas en el exterior).

Tales cifras convierten a Aramco en el mayor proveedor de la materia prima esencial para la industria petroquímica murciana, tras desbancar a Petromex. Este año prosigue su escalada, con 163 millones facturados durante enero, un 42% más.

1.000 campos de fútbol

Por su parte, Sabic tiene en La Aljorra el mayor complejo químico de la Región. Abarca una superficie de 1.000 campos de fútbol, donde trabajan 775 profesionales procedentes de una veintena de países. Las cuatro plantas de producción de materiales plásticos comparten espacio con edificios de oficinas, un centro de innovación, una planta de cogeneración (propiedad de Iberdrola) y otra de separación de gases (perteneciente a Air Liquide), además de almacenes, tres balsas de agua contra posibles incendios, un parque de bomberos y una clínica propia que funciona las 24 horas del día.

Todo ello ha requerido la inversión de 1.700 millones de euros a lo largo de dos décadas. Este año empleará 36 millones en mantenimiento y preparación de la próxima parada técnica, así como en mejora de procesos productivos.

Las instalaciones de la multinacional producen cada año 300.000 toneladas y facturan en torno a los 700 millones de euros. A su vez generan un impacto económico sobre la economía española de al menos 500 millones anuales, de los que 180 se quedan en la Región, según un estudio de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

La actividad de Sabic equivale al 2,3% del Producto Interior Bruto (PIB) de Murcia y al 10,24% de su industria. El empleo directo, indirecto e inducido se eleva a 6.950 personas, entre empresas proveedoras, auxiliares, comerciales y logísticas, resalta la UPCT. Por ejemplo, al año mueve 42.000 camiones y expide 11.000 contenedores desde el Puerto de Cartagena.

A escala global, Sabic produjo el año pasado un total de 75 millones de toneladas de plásticos y otros productos derivados del petróleo, alcanzando unos ingresos totales de 39.959 millones de euros y un beneficio neto de 5.061 millones. Opera en medio centenar de países, donde da trabajo a 34.000 personas.

Aramco aún no ha especificado cómo financiará la adquisición de Sabic. Por un lado, baraja una masiva emisión de bonos en dólares (equivalente a 8.880 millones de euros), si bien ello obligaría a detallar ante los inversores su cuenta de resultados, un tabú para la familia real saudí. Al mismo tiempo, prepara de nuevo una salida a Bolsa de la petrolera a lo largo de 2021 tras el intento fallido del pasado año. Con solo vender el 5% del accionariado podría ingresar casi 90.000 millones de euros. Más que suficiente.