Alceño marida el sector de la restauración con sus mejores vinos

La familia Bastida, propietaria de Alceño, en el evento 'Música entre vinos'. B.A. /
La familia Bastida, propietaria de Alceño, en el evento 'Música entre vinos'. B.A.

La bodega, que próximamente conmemora su 150 aniversario, cuenta con referencias exclusivas con gran presencia internacional

EFQ.JUMILLA

Símbolo de la tradición vitivinícola jumillana, Alceño es todo un referente de calidad y buen hacer. Esta bodega, fundada en 1870, tiene en su dirección un equipo joven y formado que apuesta por el progreso a través de ideas nuevas y modernas, siempre sin dejar de lado la línea de trabajo que siempre los ha caracterizado: la adaptación de sus vinos al perfil del consumidor.

Para llevar a cabo esta tarea, los profesionales de Bodegas Alceño, «trabajan desde el inicio en hacer vinos con calidad e identidad y con el perfil que el cliente busca», apuntan desde la dirección. Como muestra de ello, la firma está presente en más de cuarenta países «en los que se ha dado a conocer la importancia de Jumilla en el mundo del vino gracias a la labor de nuestros importadores, que posicionan nuestras marcas en hostelería y tiendas especializadas del mundo y les aportan valor. Algunas de nuestras referencias se han agotado debido a la alta demanda que estamos teniendo», inciden.

Los vinos de Alceño son recurrentes en el sector de la restauración, no solo a través de los canales tradicionales sino también con la realización de distintas catas y cenas maridaje en la que sus referencias se complementa con los mejores bocados, demostrando así que la gastronomía es el mejor compañero de viaje del vino. En estos encuentros, Bodegas Alceño intenta asentar una tradición vinícola que cada vez gana más adeptos.

Entre las etiquetas más demandadas por este sector destaca Alceño Premium 50 Barricas (85% Syrah y 15% Monastrell con seis meses de barrica) y Alceño selección (Coupage de Monastrell, Syrah, Tempranillo y Garnacha Tintorea).

Para continuar en su línea de éxitos, Alceño prepara para este año varias novedades con motivo de su 150 aniversario. En primer lugar, la firma tiene previsto la salida al mercado de Inédita 02, elaborado con 100% Syrah, al que se unirá, tras 95 años, el Solera 1925, una referencia única de edición muy limitada de la que se podrán vender muy pocas botellas al año.

Por último, para conmemorar esta efeméride, Alceño sacará un nuevo vino exclusivo que incluirá una etiqueta especial, símbolo de la trayectoria de la firma.

Para diseñarla, Alceño ha convocado un concurso en el que el ganador recibirá 3.000 euros como premio. A esta convocatoria, que se abrió el pasado 15 de julio, se pueden presentar profesionales, agencias o estudiantes de las escuelas de diseño y otras ramas. El vencedor será presentado el próximo 15 de septiembre.