La actividad de la noche mantiene a su legión de fieles

La actividad de la noche mantiene a su legión de fieles

Pedro Alarcón Pallarés es el presidente de la Asociación de Discotecas de la Región de Murcia

Ttambién considero que quizás no hemos cambiado tanto como creemos: el ser humano ha demostrado que le gusta divertirse, bailar, disfrutar de la música y relacionarse. Por lo tanto, nuestro oficio es para sentirse muy orgulloso por desempeñar la función de amenizar, organizar veladas, encargarse de la producción de esos momentos creando una atmósfera placentera y adecuada para estas ocasiones. Es una verdadera satisfacción para los 'discotequeros' que nos apasiona este sector.

Tenemos que tener en cuenta que todas las ciudades quieren tener un desarrollo pleno de su economía y explotar sus recursos al máximo, para ello es imprescindible una especial atención a la economía nocturna de la ciudad, de hecho no hay capital que se precie, como Berlín, Nueva York, París, Ámsterdam.. que no apueste por un ocio nocturno de calidad. En mi opinión, los clubs y las salas son el motor principal de ese empuje.

En definitiva, tener una oferta de ocio nocturna supondrá un complemento fundamental para la atracción turística. Nuestros visitantes o clientes, efectivamente, tendrán que cenar, dormir y desplazarse, pero si no hay una buena oferta de calidad estando a la última en nuevas tendencias, no conseguiremos el resultado que queremos. Para ello, el papel de las administraciones es fundamental y que tengamos su reconocimiento y apoyo es muy importante, ya que nos hará sentirnos valorados, motivados y con fuerza suficiente para seguir apostando por nuestra ciudad.

Consideramos que nuestros espacios y locales forman parte del patrimonio de Murcia y por esto necesitan atención. Llevamos muchos años, desde Hostemur, exigiendo ese reconocimiento. Hemos avanzado consiguiendo muchas mejoras: nuestros locales están considerados espacios de máxima concurrencia en determinadas horas y cumplimos en su totalidad con la Ley Medio Ambiental y normativa de seguridad, que además son las más rigurosas de este país.

Todavía nos queda mucho recorrido con la Administración, hay que constituir nuevas normativas y actualizar las antiguas para que se puedan adaptar a las nuevas necesidades de nuestros días (ejemplo, la ley de aforo), así como nuevas convenios laborales adecuados y pensados en hostelería y no módulos estándar de copia y pega de estos sectores en general.

Para esto, lo recomendable sería constituir una mesa redonda en la que se puedan reunir todas las partes implicadas, deliberando y llegando a los puntos en común y definiéndose claramente en qué modelo de ciudad deseamos todos tener.