Los idiomas, necesarios dentro y fuera del aula

Los idiomas ayudan a encontrar trabajo. Freepick/
Los idiomas ayudan a encontrar trabajo. Freepick

Los institutos y universidades incentivan en los alumnos el aprendizaje de una segunda lengua

EFQ.Murcia

Saber leer y escribir en otros idiomas distintos al materno es, hoy en día, un valor añadido para cualquier proceso de selección. Inglés, francés, italiano, árabe o chino, entre otros, permiten al que posee este dominio ampliar sus fronteras y aportar a la empresa en la que trabaja un valor añadido en un mundo globalizado que exige estar en continuo contacto con otros países y regiones del mundo.

Según el informe elaborado por Adecco, el 34,7% de las ofertas de trabajo publicadas el pasado año requerían una lengua extranjera. De ellas, el 92,3% solicitaba el conocimiento de inglés, seguido de alemán (7,4%), francés (7,2%), portugués (1,26%) y el italiano (0,8%)

La alta demanda no solo de cualidades técnicas sino también de este tipo de conocimientos ha 'puesto las pilas' a universidades e institutos de Formación Profesional y les ha obligado a adaptar sus programas educativos a esta nueva realidad social.

De entre las formas más clásicas de aprender inglés, una es, sin duda, su introducción dentro del programa lectivo. Así, muchas de estas instituciones incluyen los idiomas como una asignatura más, cuyo conocimiento determina, o no, la consecución del título, con lo que el alumno se ve obligado a conseguir cierto nivel de un segundo idioma.

Para cubrir también las necesidades de aquellos alumnos con un dominio ya elevado de la lengua, algunas de estas instituciones han implantado grados y cursos exclusivamente en un idioma extranjero, principalmente en inglés. En este tipo de formación, toda la docencia es impartida en lengua extranjera, incluidos los materiales didácticos empleados o los exámenes realizados a final de curso. Así, el uso continuado de un idioma distinto al nativo le aporta al alumno un amplio conocimiento de ella en todos los ámbitos (vocabulario y gramática) lo que asegura un alto nivel al finalizar la formación.

El hecho de haber cursado este tipo de estudios abre también al alumno un amplio abanico de posibilidades, pues le permite no solo una mayor probabilidad de conseguir empleo en España, sino también fuera de sus fronteras.

Junto a las dos opciones anteriores, otra de las opciones que cada año gana más adeptos son las estancias en el extranjero. Tanto si se cursa FP como grados, existe la posibilidad de adherirse al conocido proyecto Erasmus +.

El programa europeo, válido para la movilidad de estudiantes entre los estados miembros, tiene como objetivo impulsar las perspectivas laborales y el desarrollo personal, además de ayudar a los distintos sistemas de educación, formación y juventud a proporcionar una enseñanza y un aprendizaje que dote a las personas de las capacidades necesarias para el mercado laboral y la sociedad presente y futura.

Las estancias, que pueden ser de medio año o curso escolar completo, dependen de los convenios de las instituciones del país con las de otros estados y para realizarlas el alumno debe acreditar cierto nivel de conocimiento del idioma antes de su llegada.