«La educación del futuro tiene que ser muy ágil y dar respuesta a que el mundo está cambiando»

El periodista Manuel Campo Vidal. / EFE
El periodista Manuel Campo Vidal. / EFE

Manuel Campo Vidal. Periodista y doctor en Sociología

ANABEL ROSA

Manuel Campo Vidal, periodista y doctor en Sociología, tiene muy clara la importancia de la comunicación en la sociedad, desde las esferas del poder hasta la vida cotidiana, y se sorprende del poco caso que se le hace.

-¿Cómo definiría las habilidades comunicativas en la empresa educativa?

-En general, las habilidades comunicativas en España son bajas y dejan mucho que desear porque ni la comunicación ha estado en el centro de las preocupaciones de este país, al darse por sabido que ya íbamos bien puesto que hablábamos mucho y alto y, además, porque el sistema educativo español en el que hemos participado no ha tenido en cuenta la enseñanza de habilidades a los alumnos, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, en la escuela anglosajona. Lo vemos cuando vamos a congresos internacionales, que los latinos en general, no solo los españoles, salvo excepciones, hablan con dificultad y nunca con la brillantez con la que lo hacen los alumnos que han pasado por un sistema anglosajón, en el que sí se le da a la comunicación la importancia debida.

«Las habilidades comunicativas son fundamentales en la vida de cualquier profesional y en la de los alumnos»

-¿Por qué son tan importantes en los centros educativos?

-Porque la habilidad comunicativa es básica en cualquier tipo de empresa, como dice un grupo de intelectuales que los conocemos como la Escuela de Palo Alto, cualquier comportamiento humano es una forma de comunicación. Si nosotros queremos cambiar el paradigma y si nosotros queremos promover la enseñanza y el progreso en actividades comunicativas de los alumnos, razón de más para que la propia empresa educativa sea un ejemplo de eficacia y sea una empresa que esté preparada si hay una crisis, que cuide su comunicación interna y que cuide su comunicación externa.

-¿Cómo ve la comunicación en la empresa educativa?

-Creo que la comunicación en la empresa educativa está en este momento de una forma muy desigual. Quiero agradecer y valorar el esfuerzo de muchos profesores, a veces de una manera muy individual, a veces en el microclima de una empresa en la que la sensibilidad hacia la comunicación se ha instalado, que están procurando introducir más participación de los alumnos, exigir en que salgan más al encerado, que hayan más representaciones incluso, promover intervenciones teatrales y hacer más exámenes orales. Yo creo que es muy desigual, hay un sector que no se ha dado cuenta que estas habilidades comunicativas son fundamentales en la vida de cualquier profesional y que los alumnos, aunque ahora puedan molestarse por que tienen muchos exámenes orales, el día de mañana van a agradecer a los profesores que se los pusieron. Hay otros que están muy avanzados y están consiguiendo logros muy destacados, normalizando una situación que ya era hora que llegara.

-¿Qué habilidades debe tener un docente para saber comunicar o transmitir a los alumnos?

-En primer lugar, es muy importante que el docente escuche a los alumnos, que les dé participación, que conozca sus inquietudes y que sepa comentar con ellos a partir de ese conocimiento y de esa excusa. En segundo lugar, concediendo en el espacio de sus clases la importancia debida a la comunicación. En este país no admiramos a las personas porque hablen bien, las admiramos porque tengan mucho dinero y sobre todo por aquellas que son capaces de ganar dinero muy rápidamente. Introducir como valor en la escuela la importancia de saber comunicar bien las cosas para que los alumnos el día de mañana puedan tener un desempeño profesional favorable, siempre desde la honestidad y desde esa habilidad, es algo que es muy de agradecer que haya tantos maestros que cada día comprendan más esa necesidad y que lo apliquen en sus clases.

-¿Qué pasos hay que seguir para conseguir esas habilidades comunicativas?

-En Next Educación estamos desarrollando cursos para formar profesores, directivos, políticos, emprendedores e incluso a niños para que hagan mejor los exámenes. El pasado año publiqué un libro que titulé 'Eres lo que comunicas' y es absolutamente fundamental que entendamos que la realidad es la percepción de la realidad, así que si nosotros, aunque hagamos las cosas bien, no lo contamos bien, la percepción de nuestra audiencia no va a ser la de que somos los mejores. Es absolutamente fundamental que introduzcamos esas habilidades de comunicación y que también esas habilidades las aprendan los docentes, pero sobre todo que aprendan un método para hacer a su vez ellos eficaces a la hora de transmitirlo a los alumnos.

-¿Cómo se consigue la excelencia comunicativa?

-No tiene ningún sentido que estemos haciendo un esfuerzo para alcanzar la excelencia en la ingeniería, en la medicina, en la pedagogía y en cualquier disciplina y, sin embargo, no hagamos un esfuerzo por alcanzar la excelencia comunicativa y contar, desde luego, mejor qué es exactamente lo que hacemos y lo que queremos hacer por lo tanto, la excelencia comunicativa se alcanza con una decisión de tratar de ser también excelentes en ese campo, con mucho trabajo, con el acercamiento a las fuentes fundamentales de los métodos que nos permiten progresar en comunicación y creando un microclima en el que por emulación haya una especie de competición, aunque no sea declarada así, de la capacidad comunicativa de las personas que están en un aula o un trabajo, en ese sentido los torneos de debates universitarios de deben de ir introduciendo y que se vayan consolidando es España.

-¿Cómo considera que deben ser las líneas de la educación del futuro?

-Yo creo que la educación tiene que ser muy ágil, advirtiendo y dando respuesta a que el mundo está cambiando de una manera muy veloz. Estamos en la cuarta revolución industrial y eso significa que hay que transformar muchas empresas, muchas escuelas y también muchas administraciones. Tenemos que transformarlas para pasar y no llegar tarde a esa cuarta revolución industrial. La escuela del futuro, que ya es hoy, es la escuela de la agilidad, de la respuesta educativa, de la revisión de muchas de las enseñanzas que cada vez son más inservibles y de la formación continua de profesores para que sean capaces de interpretar los retos de esa transformación industrial, enseñarlos y como muestra ponerlo en práctica ellos mismos en las empresas educativas.

-¿Se nace buen comunicador o se aprende a serlo?

-Hay personas que nacen con una inteligencia comunicativa superior a otras, del mismo modo que hay quien tiene más inteligencia de cálculo que su vecino o hay quien nace dotado de una inteligencia musical que no está al alcance de todo el mundo. Ya Howard Gardner nos enseñó que la inteligencia no es única, es múltiple y por eso habla de siete tipos de inteligencia distintos. El que tenga la suerte de nacer con ella pues tiene mucho adelantado en este camino, pero para los que no tengan esa suerte hay cursos de comunicación eficaces, hay avances que nos han conducido a que haya personas que, aunque en un principio no parecían muy dotadas para la comunicación, hayan sido capaces de desarrollar una comunicación eficaz a base de métodos, de trabajar continuamente. El primero sería el 'incomunidacor' que nace y el otro, el comunicador que se hace.