El cooperativismo de enseñanza de la Región afronta las pruebas de diagnóstico

Un aula de Primaria de la cooperativa Fahuarán de Abarán. / ucomur
Un aula de Primaria de la cooperativa Fahuarán de Abarán. / ucomur

Los exámenes tienen por objeto conocer el nivel de los alumnos bajo un criterio estandarizado y permiten poner en marcha medidas de mejora

R. JUAN SERNA

Los alumnos de las cooperativas de enseñanza de la Region de Murcia se han enfrentado en las últimas semanas a las pruebas de diagnóstico que realiza cada año la Consejería de Educación, Juventud y Deportes. Los cursos seleccionados para realizar dichas evaluaciones son tercero y sexto de Educación Primaria, y segundo y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Asimismo, profesores de las cooperativas han participado como correctores de las pruebas.

Las pruebas realizadas a alumnos de Primaria han tenido por objeto conocer el grado de dominio de las habilidades, destrezas y capacidades de las competencias en comunicación lingüística de Lengua Castellana, en Lengua Inglesa y en Competencia Matemática. A juicio de la administración regional las pruebas tienen una gran utilidad, pues permiten obtener una radiografía del sistema educativo regional, para mejorarlo con planes y programas educativos e ir adaptando medidas. En cuanto a Secundaria, estas evaluaciones se han elaborado en los cursos de segundo y cuarto.

Las pruebas de diagnóstico consisten en distintos cuestionarios, elaborados por comisiones técnicas integradas por docentes que imparten la materia, y que son evaluadas por profesores de la misma materia. El resultado obtenido no queda en el expediente del alumno, y únicamente sirve para conocer de forma global el nivel de conocimiento de los estudiantes.

Una vez terminadas todas las evaluaciones planificadas, se emitirán los respectivos informes. Las familias pueden consultarlo a través del portal 'Mirador'. Los centros reciben un informe por cada alumno, otro por cada grupo y un tercero relativo a los resultados obtenidos en el propio centro, para que, a partir de ellos, puedan tomar las medidas que estimen oportunas.

Los responsables de las cooperativas de enseñanza participantes han calificado de normal el desarrollo de las evaluaciones, y esperan obtener unos buenos resultados en las pruebas realizadas, tal y como ha sucedido en los años anteriores, con la presencia de distintas cooperativas de enseñanza de la Región entre los primeros puestos de las distintas competencias. Es el caso de Jesús Ladrón de Guevara Mellado, director de la cooperativa Severo Ochoa, que calificó de «más agiles y operativas» las pruebas que en años anteriores, lo cual ha permitido una realización de las evaluaciones mucho más ordenada y eficaz.

Esta mejora en el desarrollo también facilitó, en palabras de Ladrón de Guevara, que los directores, y demás personal, dedicaran menos esfuerzo a tareas administrativas, y centraran su actividad en la parte docente y tareas propias de sus centros.