Balance positivo para la escuela tecnológica 'Makers School'

Sesión de Makers School. Ce./
Sesión de Makers School. Ce.

EFQ.Murcia

Un total de 24 escolares han participado en la actividad pionera de fomento de las vocaciones científico tecnológicas 'Makers School', la escuela tecnológica avanzada organizada por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (Ceeim). Los participantes, de entre 6 y 16 años, se han familiarizado durante los dos últimos meses con herramientas de última generación vinculadas con la Industria 4.0, así como con la impresión en 3D, la robótica y la electrónica.

Esta actividad ha servido para que conozcan de primera mano las nuevas tecnologías con práctica y experimentación en actividades adaptadas a su nivel, aportándoles conocimientos básicos que posibilitan que los escolares creen sus propios prototipos y desarrollen su talento dentro de la 'Estrategia para el fomento de las vocaciones científico-técnicas en la Región de Murcia 2019-2021' que impulsa el Gobierno regional.

El consejero de Empleo, Empresa, Universidades y Medio Ambiente en funciones, Javier Celdrán, en su visita a una de las sesiones indicó que «a 'Makers School' han asistido una parte de los niños y las niñas que tienen en sus manos el futuro de nuestra Región. Se trata de una iniciativa que alimenta su creatividad y les permite desarrollar su ingenio relacionado con el ámbito tecnológico. Es necesario fomentar las vocaciones STEM y lo hacemos con actividades como esta».

Los participantes, que han estado tutorizados por especialistas, se han dedicado a la investigación, innovación y resolución de problemas, además de aprender a trabajar en equipo. De esta forma, la actividad contribuye, asimismo, a despertar el interés por las disciplinas como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

El trabajo con los escolares se ha desarrollado en dos grupos, denominados 'Micro Makers', que acoge a niños de 6 a 11 años; y 'Mega Makers', constituido por adolescentes de entre 12 y 16 años.

Los alumnos de 'Makers School' han creado su propio proyecto tecnológico en algo menos de dos meses. Para ello, han contado con la ayuda de herramientas básicas como destornilladores, minitaladros y soldadores, entre otros, así como conocimientos de robótica y la electrónica. Además, para fomentar la economía circular, todos los participantes han reciclado los materiales que han empleado para dar vida a sus proyectos.