La compraventa de viviendas en la Región sube un 7,2% en junio

Vista de un escaparate de una inmobiliaria, en una fotografía de archivo./Diego García / EFE
Vista de un escaparate de una inmobiliaria, en una fotografía de archivo. / Diego García / EFE

Es el segundo mayor aumento de España por comunidades, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística

EP

La compraventa de viviendas en la Región de Murcia en el mes de junio creció un 7,2% respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 1.467 operaciones, inferior a la caída del conjunto nacional, que lo hizo en un -9% y el segundo mayor aumento de España por comunidades, según datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por cada cien mil habitantes, en todo el país se registraron 110 compraventas de viviendas, menos que en Murcia (128). En la Región, de las 1.467 operaciones de compraventa anotadas en junio, un alto porcentaje se realizó sobre viviendas libres (1.303). Atendiendo a la antigüedad de los inmuebles, 262 operaciones correspondieron a viviendas nuevas y 1.205 estuvieron relacionadas con edificios usados.

Además de las compraventas, en junio se realizaron un total de 2.613 operaciones sobre viviendas, de las que 1.467 fueron compraventa, 355 fueron herencias, 85 donaciones, ninguna permuta y 706 operaciones de otro tipo. En total, en junio se transmitieron en la Región 4.095 fincas urbanas a través de 2.025 compraventas, 514 herencias, 160 donaciones, 7 permutas y 1.389 operaciones de otro tipo. Y es que, además de las transacciones sobre viviendas, también hubo 270 sobre solares y 1.386 sobre urbanas de otro tipo.

Igualmente, se realizaron transmisiones sobre 918 fincas rústicas, entre las que se registraron 257 herencias, 371 compraventas, 99 donaciones, 8 permutas y 183 operaciones de otro tipo. Con estos datos, y entre fincas rústicas y urbanas, en junio se transmitieron en Murcia 5.375 fincas, lo que supone un descenso del 1,9 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, frente al a la caída del 3,9 por ciento en el conjunto del país. Este volumen de operaciones supone una media de 469 por cada cien mil habitantes, superior a la media de España (448).