El comercio textil regional se frena en seco tras cinco años de tímido crecimiento

Clientes de una tienda de ropa durante las rebajas del pasado verano. / V. MERINO
Clientes de una tienda de ropa durante las rebajas del pasado verano. / V. MERINO

El volumen de ventas en Murcia es de 535 millones de euros anuales, que apenas suponen el 65% del nivel previo a la crisis

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ

Renovar el guardarropa ha bajado varios puestos entre las prioridades de los consumidores murcianos. Gastaron 535 millones en ropa durante el año pasado, según datos difundidos este mes por la patronal de comercio textil Acotex. Tal cifra supone un 0,6% menos respecto al ejercicio anterior y el fin de la lenta remontada que se inició a partir de 2013, cuando el sector tocó fondo con poco más de 430 millones.

Cada murciano gasta actualmente una media de 408 euros al año en ropa, indica Acotex, muy por debajo del promedio nacional, que está en 446 euros. De hecho, la Región figura entre las cuatro últimas en cuanto a consumo de productos textiles, junto con Andalucía (403 euros), Galicia (383) y Extremadura (338).

DOS REFERENCIAS

408
es el gasto anual medio de cada murciano en prendas de vestir, según la patronal Acotex.
709.425
metros cuadrados es la superficie ocupada por tiendas textiles en cascos urbanos y centros comerciales de la Región.

La moda ya no es lo que era para muchos murcianos y, por su abaratamiento, ha pasado a ocupar el 8% de su cesta de la compra frente al 23% que supone el gasto en ocio y hostelería, por ejemplo. Esto es, se valora más salir a cenar fuera que adquirir una camisa de marca. Situación distinta era la que se daba antes de la recesión, cuando las ventas superaban los 800 millones de euros anuales. El récord se dio en 2006, con 831 millones. Tal cifra se desplomó un 43% en los tres años siguientes y aún está lejos de alcanzarse, puesto que el consumo actual apenas representa el 65% del nivel previo a la crisis.

No solo han cambiado las prioridades, sino también el lugar donde se adquiere la ropa. Las cadenas especializadas representan el 33,9% del total de las compras. Los híper están en segundo lugar, con el 25,1%. Las tiendas multimarca se han visto relegadas al 17% (a principios de siglo rozaban el 40%). Los establecimientos 'outlet' se comen el 15,5% y los grandes almacenes bajan al 8,5% (en 2001 suponían el 16%). Los mercadillos no están computados por Acotex.

Superficies

La paradoja reside en que Murcia es la tercera región con mayor densidad de centros comerciales (hay 22), que supone 484 m2 por mil habitantes, al mismo nivel que Madrid y apenas superada por Aragón (489 m2/1.000 habitantes). En la Comunidad valenciana, por ejemplo, solo son 376 m2, y en Andalucía, 326 m2. La media nacional es de 331 m2

La superficie alquilada en la Región para tiendas textiles suma 709.425 m2, según Acotex, la octava más extensa del país, por delante de Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra y Baleares. La adquisición de ropa vía internet se encuentra en mantillas, puesto que solo supone el 4,6% de las transacciones de comercio electrónico (casi tanto como la compra de billetes de avión, por ejemplo). Aún así, todas las firmas murcianas de moda -desde Liwe hasta Oronovias- están tomando posiciones dentro de esta línea de negocio, pese a que todavía supone el 8% de la facturación de la industria textil.

Desde que se liberalizaron las rebajas en 2012 es habitual encontrar promociones en cualquier momento: ofertas de mitad de temporada, 'dos al precio de uno', premios a la fidelidad, gangas de marcas, liquidaciones de productos concretos, cupones, 'Viernes Negro', etcétera. Acotex ve en ello un lastre para la recuperación del sector. «Hemos hipotecado nuestras marcas por los precios agresivos, recalca su presidente, Eduardo Zamácora. «Lo que no puede ser es que desde el minuto uno se ponga el cartel de 'descuentos'. Nos estamos pegando un tiro en el pie», añade.

Si en Murcia se han estancado las ventas, en el conjunto de España cayeron un 2,27% el año pasado (17.686 millones de euros). Aun así, Acotex asegura que las perspectivas actuales son favorables. Entre enero y abril, el sector ha mejorado la cifra global de negocios un 2,1%, en tanto que la previsión al cierre del ejercicio es que este indicador crezca entre el 3% y el 5%, al margen del dato positivo que también se espera en cuanto a creación de empleo. La patronal considera que el consumidor recuperará la confianza por la mayor estabilidad política y económica.

La consultora Euromonitor International apunta a que el gasto medio por persona subirá a 500 euros en 2023. Eduardo Irastorza, experto de EAE Business School, recuerda que el aspecto físico resulta fundamental en la sociedad actual, sobre todo para los jóvenes, si bien éstos reflexionan cada vez más sus gastos. Opina que el clima ha dejado de condicionar las compras a favor de los precios bajos.

Más

Rapidez de reflejos

Irastorza resalta que la rapidez se ha convertido en la clave del éxito dentro del comercio textil. Atrás quedaron las cuatro colecciones de temporada. Ahora se pulsan preferencias de clientes ('big data') y tendencias (marcadas por 'influencers', diseñadores, asesores de imagen, pasarelas de moda, revistas, etc.) para materializarlas cuanto antes en las tiendas con una logística bien engrasada. Es el arma de Inditex. Nunca se entra dos veces al mismo establecimiento de Zara, ya que es capaz de lanzar decenas de colecciones a lo largo del año.

Es un reto para la propia industria murciana. En la Región funcionan 427 empresas, 66 más que hace cinco años. Del total, 222 elaboran estampados y tejidos, y 205 confeccionan ropa. El sector da trabajo a 3.000 personas, cifra que sube temporalmente en función del volumen de pedidos. La producción interna supera los 200 millones de euros anuales de facturación, sin contar con la ropa encargada a fábricas asiáticas. Para estas últimas nunca hay crisis.