Ayuntamiento de Lorca y Ecoembes promueven un ambicioso plan de acción medioambiental

Depositando un envase ligero en la zona centro. Ecoembes
/
Depositando un envase ligero en la zona centro. Ecoembes

El objetivo es implicar a los ciudadanos en la recuperación de envases en el municipio

S. T. lorca

Ayuntamiento de Lorca y Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en toda España, firman un acuerdo de colaboración cuya finalidad es aunar esfuerzos y establecer acciones en materia de medio ambiente «y, en particular, en lo relativo a la recuperación y reciclado de residuos de envases» que permitan incrementar la recuperación principalmente de envases de plástico, latas y tipo brik, correspondientes al contenedor amarillo, así como fomentar la concienciación medioambiental entre la sociedad lorquina.

Ecoembes y el Ejecutivo local vienen desarrollando acciones conjuntas de manera puntual con el objeto de mejorar los ratios de recogida selectiva en el contenedor amarillo. La media de Lorca dista bastante de los parámetros de referencia tanto regionales como nacionales.

El balance de estas iniciativas se ha visto reflejado en los últimos 16 meses con un crecimiento constante hasta batir el récord anual en 2018 y llegar a la mejor cifra mensual en sus 20 años de implantación este pasado mes de abril con 55.120 kilos. De mantenerse esa progresión, Lorca superaría la barrera de los 7 kilos aportados al año por cada uno de sus habitantes, prácticamente el doble que el fatídico 2011, año del terremoto.

En abril se batió la marca histórica mensual de envases ligeros al superar los 55.000 kilos Se implementa la recogida de briks, latas y plásticos con una ruta para el casco histórico

La colaboración que ahora se abre pretende ya no solo afianzar esa recuperación sino fijar un mensaje en clave medioambiental que cale hasta alcanzar las metas exigidas por las nuevas directivas europeas del paquete de economía circular aprobadas en 2018 y cuyas disposiciones habrán de estar en vigor antes del 5 de julio de 2020 para intensificar el reciclaje de residuos y contribuir a la creación de una economía circular.

Las nuevas normas establecen medidas para el reciclaje de residuos municipales en un 55% antes de 2025 (el año que viene ya habrá de alcanzarse el 50%), un 60% antes de 2030 y un 65% antes de 2035, y la reducción del depósito de los vertidos en vertederos.

En concreto, mediante este convenio se fija un plan de acción dirigido a facilitar la aportación de estos residuos a los ciudadanos del municipio de Lorca, al canal Horeca, y a los asistentes de eventos, mercados o encuentros deportivos, entre otros.

Además, se plantea el diseño de acciones relacionados con servicios basados en la logística de recogida de envases y residuos de envases, las relaciones con asociaciones locales que permitan incrementar la concienciación en todos los sectores sociales del municipio de Lorca, y la divulgación de información de temática de carácter medio ambiental, especialmente las relativas a economía circular y reciclaje de envases.

Una de las primeras medidas adoptadas para la consecución de dichos objetivos es la incorporación de 16 contenedores amarillos y otras tanta unidades azules para el depósito de envases de plástico, latas y briks, y de cartón y papel, respectivamente, de modo que se facilite esta acción al ponerlos cada vez más cerca del ciudadano en áreas de aportación con el resto de contenedores ya instalados en la vía pública.

Además, se crea una ruta de recogida de envases en el casco histórico mediante contenedores de carga trasera, por primera vez en Lorca, diferenciándose de los habituales iglúes que podemos ver en nuestras calles. En total se instalarán otros 34 nuevos contenedores en la zona centro.

De esta manera, se da respuesta a una petición histórica tanto de ciudadanos como empresarios, sobre todo de la hostelería, que les facilita la labor de reciclaje en un entorno donde se complica la proliferación de contenedores dado su orografía y significativo interés paisajístico urbano.

Estas acciones las despliega la empresa municipal Limusa, por lo que no implicarán obligaciones de contenido económico para el Ayuntamiento de Lorca ya que se cuenta con los medios apropiados para ello.

Algunas otras acciones que se desarrollarán en breve, incluso que ya se están llevando a cabo, consisten en el reparto de bolsas para la recogida selectiva de residuos generados en los mercados para facilitar la labor a los propios comerciantes, así como la presencia de contenedores amarillos para el acopio de botellas de agua vacías de plástico que se generan en las distintas pruebas deportivas que se celebran a lo largo y ancho del término municipal, o de eventos de ocio donde se prevea la concentración de ciudadanos.