Los aranceles impuestos por EE UU golpean a los cítricos, vinos y quesos de la Región

Imagen de archivo de una planta de seleccion de limones murciana. /Javier Carrión/ AGM
Imagen de archivo de una planta de seleccion de limones murciana. / Javier Carrión/ AGM

Los tres sectores muestran su preocupación por sus expectativas en este mercado; están en jaque 1.000 millones en exportaciones desde España a aquel país

JOSÉ M. CAMARERO , M. BUITRAGO y A. ALONSO

Los cítricos, los vinos y los quesos de la Región de Murcia son los productos que se verán más afectados por los aranceles que ha impuesto Estados Unidos a las exportaciones agroalimentarias españolas. El gravamen será del 25% a partir del 18 de octubre, y el golpe aduanero también afectará a Francia, Alemania y Reino Unido.

La medida de la Administración Trump ha llevado la preocupación a estos sectores, no tanto por la cuantía de lo que exportan actualmente, como por las expectativas de crecimiento que tienen en el mercado norteamericano, como es el caso de los limones. Las exportaciones totales de la Región de Murcia a Estados Unidos alcanzaron los 240 millones de euros entre enero y julio de este año; mientras que las importaciones sumaron 229 millones, según el Icex.

El consejero de Agricultura, Antonio Luengo, está siguiendo «con preocupación las noticias que nos llegan desde Estados Unidos». «En primer lugar quiero transmitir a nuestros exportadores que vamos a estar junto a ellos y a defender sus derechos. Además, pedimos al Ministerio que priorice este asunto y comience a trabajar de inmediato para que defienda los intereses de nuestros agricultores fuera de nuestras fronteras». A juicio de Luengo, «es fundamental tener un Gobierno fuerte que exija a la UE protección y medidas compensatorias a los agricultores y exportadores».

El consejero de Agricultura apunta que pueden salvarse los vinos con más de 14 grados

Los primeros análisis de la Consejería señalan que estos aranceles «podrían repercutir especialmente en los cítricos y el aceite de oliva; mientras que el vino y los derivados del cerdo apenas se verían afectados». Detalló que el gravamen se aplicaría a los vinos inferiores a 14 grados. Recordó asimismo que no hay empresas de la Región que exporten derivados de carne de cerdo.

Inquietud con los cítricos

El director general de Ailimpo, José Antonio García, lo consideró «una mala noticia». Precisó que en la última campaña se exportaron desde España a EE UU unas 7.000 toneladas de limón, por valor de 7,8 millones de euros. «En términos relativos esto representa aproximadamente el 1% de nuestro volumen total de exportación a todo el mundo, que alcanzó las 690.000 toneladas. El impacto será limitado si analizamos la cuestión desde un punto de vista global. No obstante, es muy importante destacar que se trata de un mercado con potencial de crecimiento. Estimamos que podríamos alcanzar un volumen de exportación de 25.000 toneladas a medio plazo, por lo que el establecimiento de aranceles supondría una importante traba para alcanzar este objetivo».

Para el sector regional del vino, los peores augurios parece que se van a cumplir. Los responsables de los vinos de la Denominación de Origen Yecla recibieron la noticia con preocupación, ya que se trata de uno de los principales destinos del vino que se elabora en esta tierra. En concreto, el país de las barras y las estrellas es el cuarto destino de las ventas en el extranjero con un volumen de 500.000 litros vendidos en la campaña 2018-2019. Uno de los bodegueros afectados por esta situación es Antonio Candela. Su empresa tiene a los Estados Unidos como uno de los mercados prioritarios. «Hace unos meses que el Ministerio nos mandó una circular que nos puso en aviso de lo que podía pasar. Es muy preocupante», aseguró.

Ailimpo teme que se frustre su objetvo de exportar 25.000 toneladas de limón a Estados Unidos

Una de las esperanzas que le queda a este empresario del vino es ver la lista definitiva de aranceles que no ha sido publicada ya que dependerá del tipo producto, la graduación y el volumen. «Nos dicen que a los vinos baratos les afectará más, y que las botellas de gran volumen no pagarán más, pero vamos a ver lo que pasa».

Por otro lado, Estados Unidos es el mayor comprador de quesos murcianos. Absorbe las tres cuartas partes de las exportaciones regionales, efectuadas por 19 empresas. Ello se tradujo en una facturación de 14 millones de euros durante el año pasado, según informa el Icex. En dicho país son considerados como una 'delicatessen'; sobre todo, el queso de cabra al vino.

1.000 millones en juego

Las miles de familias españolas que viven en españa del aceite y el vino, y en menor medida del queso, las frutas, la carne de cerdo y el marisco, se han visto sorprendidos por cómo se tambalea uno de los pilares de su negocio: la exportación a Estados Unidos, un mercado de 327 millones de habitantes. Los aranceles aduaneros del 25% que pueden suponer su destierro del país. El sector agroalimentario pone en riesgo unos 1.000 millones de euros en las ventas dirigidas a ese país hasta ahora. Y lo hace como consecuencia de una sanción a un sector ajeno a su actividad: el de la aeronáutica, liderado por Airbus, que también recibe su sanción en forma de tasa aduanera, aunque en menor cuantía (un 10%).

Las actividades gravadas se lamentan del efecto colateral que deben soportar tras las sanciones anunciadas por el presidente de EE UU, Donald Trump el miércoles. Lo hizo tras conocer el veredicto de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en el que le autorizaba a aplicar medidas por 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) como compensación a las ayudas otorgadas por los países europeos a Airbus.

«No tiene sentido mezclar agricultura con aeronáutica», se lamenta Rafael Pico, director general de Asoliva. El olivarero es el sector más perjudicado: entre aceite y aceitunas exporta 580 millones de euros al año a EE UU. «Esta decisión supone expulsarnos de ese mercado», apunta Pico. «Será demoledor, el peor escenario posible», añade. Sobre todo porque los aranceles no se aplicarán sobre Italia, el gran competidor internacional. Para España, EE UU es el segundo mercado exportador, donde dirige la mitad de sus ventas al exterior. En Murcia, en cambio, el grueso de sus exportaciones son hacia Italia (el 75%), Japón, Emiratos Árabes y Alemania.

Un mercado a conquistar

El sector del vino es, por volumen de negocio exportado, el segundo más afectado. Los 325 millones de euros que vendió en 2018 (240 millones se verían afectados por la medida, al quedar excluidos los espumosos) reflejan el protagonismo que han ido tomando los caldos en ese país. El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luís Benítez, se ha lamentado de que «de nuevo, el vino sea objeto de represalia en un conflicto comercial en el que no tiene nada que ver».

También se han encendido todas las alarmas en la industria láctea, en general, y en la de quesos (y parcialmente en las mantequillas), en particular. Estados Unidos se ha convertido en el primer receptor de quesos en volumen económico (87 millones de euros exportados en 2018), y el cuarto en mercancía. «Les vendemos quesos con mucho valor añadido», indica Luis Calabozo, director general de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL).

Y anticipa que «ahora mismo no podríamos encontrar otro mercado que lo sustituya por el potencial que tiene». Competir con una tasa adicional del 25% sería «demoledor» para el sector exterior lácteo por su dependencia del mercado norteamericano, que representa el 20% de sus exportaciones. Tampoco se quedan atrás los cítricos: naranjas, mandarinas, clementinas y limones. Sus exportaciones alcanzan los 20 millones de euros al año, aunque desde el Comité de Gestión del Cítrico aclaran que EE UU «ya no era un mercado tan importante» para España. Las restricciones se extiende a las cerezas, así como a zumos o peras en conserva.

En el caso de la carne de cerdo, el jamón se ha librado de las restricciones aranceralias, aunque no así la carne congelada. Por eso, el impacto no es tan elevado. España exportó a Estados Unidos ese tipo de productos por un valor de 52 millones de euros. Es el sexto proveedor mundial a ese país.