Los 4.000 murcianos más ricos acumulan 14.280 millones de euros

Billetes de 100, 200 y 500 euros, en una fotografía de archivo./AFP
Billetes de 100, 200 y 500 euros, en una fotografía de archivo. / AFP

La Región es la décima comunidad con mayor número de residentes que poseen un patrimonio superior a los 700.000 euros

EFEMadrid / Murcia

Los 4.202 residentes en la Región de Murcia más ricos, con más de 700.000 euros, declararon 14.280 millones de euros en concepto del preceptivo impuesto de Patrimonio por alcanzar esa cifra en bienes en 2017, según informó este martes la Agencia Tributaria. De esta forma, la Región es la décima comunidad española con más ricos pese a ser uniprovincial.

Los españoles más acaudalados declararon ese año casi 700.000 millones, de los que aproximadamente una quinta parte se concentraba en bienes inmuebles. Del pago de ese impuesto de Patrimonio se exceptúan hasta 300.000 euros de la vivienda habitual, si bien esa condición pueden variar en las diferentes comunidades autónomas por ser un tributo cedido.

En 2017, este impuesto lo declararon 202.437 contribuyentes, por un importe total de 669.062 millones de euros, lo que sitúa el patrimonio medio en 3,3 millones de euros.

En la clasificación por comunidades, la Región es la sexta con menos declarantes del impuesto de patrimonio en 2017. El dato solo es menor en Extremadura, La Rioja, Cantabria, Asturias y Castilla-La Mancha. La clasificación es similar en cuanto a la cantidad de importe declarado, con las mismas regiones por detrás de la murciana.

La mayor parte de este patrimonio -497.281 millones, un 74,3 % del total- se encuentra en capital mobiliario, es decir, en acciones, deuda pública o depósitos en cuentas bancarias. La siguiente partida son los bienes inmuebles -130.771 millones, un 19,5% del total-, la mayoría de naturaleza urbana.

Estos contribuyentes declararon asimismo 12.424 millones de euros en seguros y rentas; 11.318 millones en patrimonio afecto a actividades económicas y 1.370 millones en bienes suntuarios, que se distribuyen en objetos de arte y antigüedades (571 millones) y otros como vehículos o joyas (800 millones).

Una vez aplicadas todas las deducciones y bonificaciones correspondientes a este impuesto, 175.418 contribuyentes abonaron 1.112 millones de euros en el ejercicio 2017.