El Zaragoza para recuperar la sonrisa

Los jugadores del UCAM saludan al público tras ganar al Betis en la primera jornada. / vicente vicens / agm
Los jugadores del UCAM saludan al público tras ganar al Betis en la primera jornada. / vicente vicens / agm

Tras el trastazo ante el Madrid, el UCAM busca recobrar las sensaciones del debut

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA.

La plantilla formada por el UCAM está hecha para no dudar de su solvencia. Los mimbres existen, el potencial que se atisba es prometedor y la capacidad del entrenador está fuera de toda duda. Sólidos argumentos para salir a competir en la mejor liga de Europa, tras un verano ilusionante. El fichaje de Larentzakis diez días antes de comenzar no hizo sino disparar las buenas sensaciones, y la primera jornada, en un partido de alto nivel ofensivo, las terminó por confirmar para una grada entregada que abandonó el Palacio con la sonrisa puesta.

Sin embargo, menos de 48 horas después tocaba visitar al mejor equipo de Europa en estos momentos, el Real Madrid, y no entraba en las cuentas que la resistencia que pudiera ofrecer el UCAM se diluyera en un primer cuarto que ya puso más de veinte puntos de diferencia entre los dos equipos. Ese mal inicio convirtió en un trámite el resto del partido, en el que se echó de menos a muchos jugadores.

Un golpe de realidad que pone los pies en la tierra a un UCAM que, si bien mantiene la cautela para hablar de objetivos, no desearía verse en una situación similar a la del año pasado, peleando una permanencia muy cara. En esta indefinición de metas a largo plazo, el mantra interno de entrenadores y jugadores es vivir pensando exclusivamente en el siguiente partido. Y hoy toca el Casademont Zaragoza, un rival ante el que el UCAM no puede permitirse no competir.

Los zaragozanos, que este año han cambiado Tecyconta por Casademont como patrocinador del nombre, son un equipo que, después de ser la revelación del año pasado, quiere asentarse en esta vuelta a la zona noble de la Liga Endesa. Su participación en el pasado 'playoff' después de cuatro temporadas de ausencia trajo una de las grandes sorpresas de las eliminatorias por el título de los últimos años, sacando de juego a un Baskonia que solo un mes antes se quedó entre los ocho mejores de Europa, y sellando su entrada directa en la Champions League.

Y el cuadro maño, que sigue dirigido por Porfirio Fisac, no quiere bajarse de la ola. Sorprendió al Gran Canaria de Katsikaris a domicilio en la primera jornada y el pasado domingo pasó cual rodillo por encima del Obradoiro (96-64) en un partido con el mejor Radovic, ex del UCAM, que se fue hasta los 22 puntos y 31 de valoración justo antes de regresar al Palacio esta tarde. En Zaragoza, además, pueden presumir de vivir un gran momento de resultados mientras su cantera obtiene fructíferas oportunidades. Carlos Alocén, mejor jugador joven de la pasada temporada, asentado como un hombre fundamental en los esquemas de Fisac, recibe este año la compañía de Javi García y Vit Krejci, de 18 y 19 años. Valentía que confirma que en Zaragoza existe una de las mejores canteras de España.

Desde la llegada de Larentzakis, el UCAM cuenta con trece jugadores para una plantilla de la que tiene que salir uno para cada convocatoria. Sito Alonso se decantó por dejar fuera al debutante Townes el primer día y, visto el excelente rendimiento del griego -con él el UCAM obtuvo un +25 en pista-, acertó. Con apenas dos días entre la visita del Betis y el viaje a Madrid, Sito decidió no tocar nada y, aunque el equipo naufragó, Larentzakis fue de los pocos que no se arrugaron.

Sin necesidad de que la decisión sea entre uno y otro, Townes sigue sin debutar. Sito tiene claro el descarte, pero apurará hasta el último momento para anunciarlo.