Baloncesto | Liga ACB

El UCAM, obligado a vencer a su bestia negra

El técnico del club universitario, Javier Juárez, en un encuentro de su equipo./VICENTE VICENS / AGM
El técnico del club universitario, Javier Juárez, en un encuentro de su equipo. / VICENTE VICENS / AGM

Los de Juárez tienen que mejorar sus pobres números para ganar al Obradoiro, que les tiene tomada la medida

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

«Lo afrontamos como una final porque queremos salir cuanto antes de la posición en la que estamos». Son palabras del propio Javi Juárez en la rueda de prensa previa al partido de hoy. Un planteamiento ocasionado por la mala marcha del UCAM en la Liga Endesa, fuera del descenso pero empatado a victorias con el último clasificado -aunque con un partido menos-. Sin embargo, al mismo tiempo, el técnico no se quiere añadir más presión, porque «no deja de ser un partido de mitad de la primera vuelta».

En ambos casos lleva razón Juárez, pero los ánimos invitan más a moverse por lo primero. Son muchas las cosas que tiene su equipo que corregir para variar el rumbo en la Liga Endesa y ofrecer una imagen convincente de cara al futuro, y pocos los motivos que invitan a pensar que se esté en la buena senda. Y es que los murcianos no solo andan escasos de victorias, también arrastran un 'basket-average' muy negativo en caso de querer aspirar a la Copa del Rey (-74).

Siendo el UCAM el peor equipo de la Liga Endesa hasta en cuatro apartados -puntos anotados, porcentaje de acierto en tiros de dos, rebotes defensivos y valoración-, todos ellos muy clarificadores de los problemas de este equipo en ataque, y siendo el segundo equipo que más balones pierde por partido, el Obradoiro no es el rival que uno desearía encontrarse en este momento.

Con una identidad clara de equipo meticuloso en el estudio del rival, que sabe llevar los partidos a su terreno, a los de Moncho Fernández les está pesando la irregularidad -una victoria en los últimos cinco partidos-, pero les rodea un aura de bestia negra del UCAM. Sin ir más lejos, el año pasado ganaron sus dos enfrentamientos al equipo murciano con canastas al límite.

Además, el penúltimo UCAM-Obradoiro se lo llevaron los compostelanos con un gancho a una décima del final de Artem Pustovyi culminando una remontada de siete puntos en 76 segundos. Aquel partido dejó muy tocado a un Óscar Quintana que dos meses después sería destituido en el UCAM por segunda vez. ¿La primera? Después de una abultada derrota ante el Obradoiro en Murcia, hace cuatro años.

Fantasmales recuerdos en un momento en que Javi Juárez necesita ganar un crédito que se debilita -el de más de un jugador también- después de una semana en la que ha caído con estrépito por segunda vez en poco tiempo en la Liga Endesa y en la que el marcador de derrotas en la Champions quedó inaugurado después de una mala gestión del final.

La batalla por el rebote

La receta, la de siempre ante el Obradoiro que lleva una victoria más que el UCAM, «salir de su ritmo de posesiones largas y que no se sientan cómodos en la cancha», recordaba Juárez, que, aunque se la juegue contra un equipo de infausto pasado reciente, tiene ante sí su gran oportunidad de mejorar en el rebote defensivo, pues hoy en Murcia se juntan el equipo que menos protege su aro, el UCAM, y el que peor ataca el rebote ofensivo, el Obradoiro. De esta forma, la batalla por el rebote en el aro murciano será crucial.

Con lenta mejoría, parece que Kevin Tumba estará disponible para ayudar a sus compañeros después de perderse el partido del martes de Champions, por lo que el descarte vuelve a ser Alberto Martín.

En esta posición de base destaca la duda de Pozas por parte visitante. El capitán del Obradoiro, que forma junto a Sàbat una pareja de bases de poco músculo pero muchas neuronas, se llevó un fuerte golpe en el ojo la semana pasada y es duda junto a De Zeeuw. Quien no estará por parte visitante es Kendall Stephens.

 

Fotos

Vídeos