BALONCESTO

Tumba: «Cada jugador tiene su rol; lo mío es hacer el trabajo sucio»

Tumba, ayer./UCAM
Tumba, ayer. / UCAM

EFEMURCIA

Kevin Tumba, pívot belga del UCAM, dejó claro ayer que asume su rol en el conjunto murciano -«lo mío es el trabajo sucio y los puntos los deben meter Hannah, Benite y Kloof», dijo-, mientras que sobre la opción de disputar la Copa del Rey comentó que tienen que «dar el 100% en cada partido y lo que tenga que ser, será».

El internacional por Bélgica habló en la semana de la visita al Montakit Fuenlabrada dentro de la decimoquinta jornada de la Liga Endesa y resaltó el papel del equipo en el encuentro ganado por 78-67 el pasado domingo frente al Baskonia. «El último partido fue espectacular, pues jugamos juntos como equipo y controlamos el encuentro llevándolo a donde queríamos», comentó.

Ese triunfo mantiene intactas las posibilidades de disputar la Copa para un UCAM que es décimo con un bagaje de siete victorias y siete derrotas. «Quedan tres partidos para que acabe la primera vuelta y por supuesto que disputar la Copa del Rey nos haría muchísima ilusión, pero vamos partido a partido tratando de dar el 100% y luego lo que tenga que ser, será».

Sobre su rendimiento, el jugador nacido en República del Congo, quien promedia 3,8 puntos, 5,6 rebotes, 0,9 tapones y 5,5 de valoración en 18 minutos por partido, declaró: «Entiendo perfectamente que el aficionado quiere que se anoten puntos, pero también sabe que cada jugador tiene un rol y una tarea a la que se tiene que dedicar y cuando cada uno hace bien su trabajo pasa como en el último partido».

Hace un par de semanas en la victoria por 73-77 en la cancha del Tecnyconta Zaragoza anotó 14 puntos, su tope en la Liga Endesa, pero él tiene muy claro que su papel es otro. «Me tocó anotar en ese encuentro, pero sé a lo que me tengo que dedicar y los que deben meter los puntos son Hannah, Benite y Kloof. Lo mío es hacer el trabajo sucio y para eso estoy aquí».

Un año en Murcia

Tumba, de 26 años, que llegó a Murcia en enero de 2017 procedente del Charleroi, está «muy contento» de su estancia en la capital del Segura. «He cumplido un año en Murcia y estoy muy contento, porque ha sido un año increíble y me encantan la ciudad, el equipo y los aficionados. Es un privilegio y un honor estar aquí», dijo un jugador que se encuentra muy adaptado y que destaca su convivencia con el grupo y en especial con el argentino Marcos Delía, el otro pívot con el que comparte minutos en la cancha. «Jugar con Marcos es fácil, pues es muy inteligente y sabe lo que hacer jugando como ala-pívot y como pívot. Estoy bien con él al lado y nos compenetramos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos