ACB-LIGA ENDESA

Tres días que cambiaron al UCAM

Los aficionados celebran el triunfo vital del sábado contra el Unicaja en el Palacio. / alfonso durán / agm
Los aficionados celebran el triunfo vital del sábado contra el Unicaja en el Palacio. / alfonso durán / agm

Los dos triunfos seguidos de los de Sito Alonso, unidos a los pinchazos de sus rivales, dejan la salvación casi asegurada

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA MURCIA

El UCAM se plantó el jueves en Badalona en descenso y sin depender de sí mismo. Tres días más tarde está rozando la salvación gracias a estas dos jornadas convertidas en dos rondas seguidas de cuatro ases por la permanencia: victoria y derrotas del Estudiantes, el Gipuzkoa y el Breogán, que cayeron en la jornada intersemanal y también ayer por la tarde, un día después de la épica victoria del UCAM ante el Unicaja. La permanencia queda tan cerca que podría confirmarse esta próxima jornada aun perdiendo.

El triunfo del sábado, que solo entraba en las cábalas más optimistas, ya lo ponía bastante de cara. Pero ayer el viento volvía a soplar muy a favor. Por encima del UCAM, el Estudiantes pasaba por Valencia en su penúltimo descalabro de la temporada, sin ofrecer ninguna lucha que sugiriera estar jugándose la vida para su novena derrota en los últimos diez partidos (90-82). Y por debajo, tanto el Gipuzkoa como el Breogán fueron víctimas de la presión y ambos desperdiciarían rentas máximas de doce puntos.

Los de San Sebastián caerían en un final a cara o cruz contra un Fuenlabrada que roza la permanencia justo antes de vérselas en estas dos últimas jornadas ante el Barça y el Real Madrid, y el Breogán, que jugó conociendo los resultados de terceros, se queda sin margen de error: pierde en los empates simples y múltiples más inmediatos y su única posibilidad de salvación pasa por ganar los dos partidos que le quedan y que, a la misma vez, el Obradoiro pierda sus dos partidos y el Estudiantes o el Gipuzkoa también lo hagan.

La enorme dificultad que ha cobrado la situación para los dos últimos clasificados, allana y mucho el camino para los de Sito Alonso. A falta de dos jornadas, tienen una victoria y el 'basket-average' de margen, y una de las dos posibilidades de que desciendan pasa por que el Estudiantes o el Gipuzkoa ganen sus dos partidos y el Obradoiro gane en la última jornada, al tiempo que los murcianos los pierdan, puesto que tanto si el UCAM gana un partido, como si el Estudiantes o el Gipuzkoa pierden uno, el escenario de triple empate se daría por encima del último puesto, y el UCAM quedaría salvado.

Una posibilidad remota de descenso es perder los dos partidos, que el Estudiantes y el Breogán ganen los dos y que el Gipuzkoa y el Obradoiro ganen uno. Aquí desciende el UCAM.

Pero, por mucho que uno de los dos equipos con diez victorias -el Estudiantes y el Gipuzkoa- gane sus dos partidos, si el otro suma un triunfo, esta situación también salva al UCAM, pues el empate pasaría a ser simple y tiene el 'basket-average' ganado con todos los implicados. Un grupo que recibe a un nuevo invitado en la pelea, el Obradoiro, al que el UCAM ha dado caza con su victoria y la derrota compostelana ante el Iberostar (79-90). Pero el UCAM sale ganador a los puntos en los enfrentamientos directos y la entrada de los de Santiago no le hace descender en ningún triple empate. A falta de dos jornadas, aún quedan reducidas opciones de darse un cuádruple o hasta un quíntuple empate en la zona baja: ninguno acabaría con la Liga Endesa en Murcia.

La situación se ha puesto tan idílica para el UCAM que confirmarán su continuidad el sábado de ganar en Burgos. En caso de perder, podría también ganarse la permanencia a una jornada de margen de terminar la liga regular, pero en ese caso habría que esperar al domingo, cuando juegan el Estudiantes y el Gipuzkoa.

Una victoria, sin más, salva a los de Sito Alonso, que tienen un duelo fratricida por delante con el Burgos de Benite y Lima. En caso de derrota, un tropiezo al día siguiente del Estudiantes, que recibirá al Obradoiro, o del Gipuzkoa, que visita al Barça, también deja salvado al UCAM.