Baloncesto | UCAM CB

Suenan tambores «de guerra»

El próximo duelo del UCAM no es un duelo a medias tintas./Guillermo Carrión / AGM
El próximo duelo del UCAM no es un duelo a medias tintas. / Guillermo Carrión / AGM

Así se ha calificado el duelo vital de hoy tanto en el UCAM como en el Delteco

EMILIO SÁNCHEZ- BOLEA MURCIA

Quedan cinco jornadas para el final de la temporada regular en la Liga Endesa. Ocho equipos pasarán al 'playoff' en la disputa por el título y diez se irán de vacaciones, pero dos de ellos con pasajes al infierno. Y entre los principales candidatos para esta condena al descenso están los dos contendientes de la «guerra» de esta tarde: UCAM Murcia y Delteco. Así se han referido al partido de hoy tanto murcianos como guipuzcoanos, y ninguno ha caído en el pecado de la hipérbole. El que pierda dejará de estar empatado con la salvación, el que gane dará caza a quienes ahora mismo le miran por el retrovisor. No es un duelo de medias tintas para ninguno.

El partido se presenta crucial y con tintes incluso dramáticos pues, en lo que está siendo una lucha encarnizada por mantenerse en la Liga Endesa la próxima temporada, la igualdad entre los implicados es tan evidente que los enfrentamientos directos van a decidir el que permanece y el que baja a los infiernos.

Y ahí no dejan de entrar en juego los resultados de terceros. La derrota de ayer del Breogán en Valencia da la oportunidad de sacar un triunfo de ventaja no solo al rival que hoy ambos tendrán enfrente sobre el parqué, sino también a los de Lugo, que serán el farolillo rojo una jornada más. Es decir, que quien venza no solo estará en puestos de salvación, sino que además lo estará con una victoria de margen que puede ser doble, si se logra el 'basket-average'. Esta diferencia de puntos quedará a buen recaudo del UCAM si gana aunque sea por la mínima, pues venció en el duelo de San Sebastián en la primera vuelta (67-81).

Lobo con piel de cordero

Al terminar la primera vuelta, el Gipuzkoa o Delteco sumaba tres victorias en diecisiete partidos. Su entrada en la jornada 9 en puestos de descenso y como furgón de cola le tiene preso en las posiciones de pérdida de categoría desde entonces. Pero los de Sergio Valdeolmillos se niegan a decir adiós. A falta de cinco jornadas en la segunda vuelta ya llevan el doble de victorias que en la primera. Pero hay un dato que asusta más: en las siete jornadas anteriores a la que está en liza ganaron cinco partidos. Los únicos que vencieron más en este tramo fueron el Real Madrid y el Baskonia. Y tanto como ellos, el Barça y el Valencia. Es decir, tres equipos de Euroliga y uno que lo será la próxima temporada después de ganar la EuroCup hace menos de veinte días.

Una racha que empezó el GBC ganando de manera soberbia en la jornada 23 al Breogán, el otro gran rival directo por la permanencia (100-65). Una catarsis con dos grandes responsables: Dani Pérez y Beqa Burjanadze. El base nacional vive el mejor momento de su carrera a los 29 años, tras años de alternar Liga Endesa y LEB Oro. Llega a Murcia después de confirmarse como el 'MVP' de la jornada 28, merced a un monstruoso partido de 27 puntos, 7 asistencias y 36 de valoración.

Un caso muy similar al de Burjanadze. El ala-pívot georgiano ha sufrido por hacerse un nombre en la Liga Endesa en una carrera muy golpeada por las lesiones a sus 25 años, pero llega mejor que nunca a la batalla final por la salvación. En los siete partidos que han hecho despertar a su equipo promedia 17,7 puntos, 6,7 rebotes y 20,4 de valoración.

Son los líderes de los vascos, que además han sabido reforzarse. Rebec y Zeisloft, ambos debutantes en la Liga Endesa, han dado descaro y anotación a un equipo en el que se mantienen cumplidores dos exjugadores del UCAM Murcia, Van Lacke y Sekulic.

Honores para Soko

El UCAM dijo adiós prematuramente a una competición en la que se había puesto como objetivo llegar a la 'Final Four' que se está disputando estos días en Amberes y que hoy coronará como su nuevo campeón a la Virtus de Bolonia o al Iberostar Tenerife. Como el año pasado, la jornada entre semifinales y final se empleó en condecorar a los mejores de la temporada, y Ovie Soko fue incluido en el segundo mejor quinteto de la liga regular.